COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Usuarios de todo el mundo notaron que sus equipos con Windows 8.1 descargaron e instalaron automáticamente Windows 10, aún cuando el dueño del dispositivo no haya pedido la migración. También estallaron las quejas en las redes sociales ante esta medida.

Microsoft admitió que la descarga de su último sistema operativo se realiza en segundo plano, lo cual podría redundar en una baja del ancho de banda de la conexión a Internet del usuario. En zonas con escasa conectividad, podría resultar una molestia crítica para los usuarios.

Al parecer, la instalación tendría lugar en equipos con Windows 7, 8 y 8.1 que tengan habilitados las actualizaciones automáticas. Esta función fue pensada originalmente para resolver problemas de seguridad y complementos de Windows, no un sistema operativo completo.

“A los usuarios que han elegido recibir actualizaciones automáticas a través de Windows Update, hemos ayudado a los dispositivos actualizables a instalar Windows 10, descargando los archivos que necesitarán cuando decidan hacer el upgrade”, afirmó Microsoft en un comunicado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO