COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Como parte de su expansión en nuevos mercados, el fabricante de teléfonos inteligentes chino Xiaomi abrió a principios de este mes su primera oficina en Brasil, más exactamente en Sao Paulo, para comenzar a operar en uno de los mayores mercados de consumo en América Latina.

La compañía ha creado un gran imperio en su país con la venta de smartphones de alta gama a un precio reducido, incluso cercano al costo de fabricación del dispositivo. Esto es lo que genera su popularidad tanto en los teléfonos inteligentes como en el resto de los equipos que comercializa: Tablets, routers y equipos de televisión.

En mayo, la compañía mostró su determinación para expandirse en el mercado mundial y hacerle frente a Apple y Samsung, centrándose por el momento en 10 países. Uno de ellos es Brasil. Incluso el año pasado Xiaomi firmó con el brasileño Hugo Barra, ex vicepresidente de Google, como vicepresidente de operaciones globales.

Registrado en el país latinoamericano con el nombre de Xiaomi Technology Brazil Ltd, con las oficinas listas y ya habiendo comenzado a operar, ahora falta un elemento fundamental: los smartphones.

Aparentemente, habría un retraso en la fecha del lanzamiento de los dispositivos en el mercado brasileño porque aún no han arribado al país por algunos problemas burocráticos. Respecto a esto, Barra dijo en una entrevista a The Wall Street Journal que el retraso se debe a un “largo y penoso proceso de certificación de los dispositivos”.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes necesitan tener sus productos certificados por las agencias gubernamentales de todo el mundo antes de que puedan lanzar y venderlos en diferentes mercados. En Brasil, el proceso puede tomar hasta seis meses para cumplir con las normas locales y obtener productos certificados para la venta, explicó el directivo.

Barra agregó que los planes de Xiaomi para vender sus smartphones en Brasil podrían tomar más tiempo del esperado, según las leyes locales que requieren empresas como Xiaomi para ensamblar sus productos en el país sudamericano. “Puede llevar bastante tiempo, probablemente dentro de los próximos 12 meses, pero es difícil de decir”, dijo.

Sin embargo, los teléfonos de alta gama y bajo precio de Xiaomi podrían ser un éxito en el mercado local. El año pasado, las ventas de teléfonos inteligentes en Brasil aumentaron un 101%. 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO