COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Después de un año complicado para Elon Musk, en el día de ayer mostró un prototipo de su túnel para evitar el tremendo tráfico que nos saca tanto tiempo de nuestras vidas y cambia el humor de las personas que lo padecen.

En 2016, Musk fundó una empresa de construcción llamada Boring Company para enfrentar el estancamiento mediante la perforación subterránea. Dos años de grandes promesas y $ 40 millones más tarde, su máquina de innovación justo a tiempo entregó un túnel de prueba en funcionamiento el martes por la noche.

El túnel, de 183 km, recorre aproximadamente 12 m por debajo de una carretera junto a la sede de SpaceX, otra empresa de Musk ubicada en este suburbio de Los Ángeles. Con un diámetro interno de solo 3.6 m, el túnel es lo suficientemente ancho para adaptarse a un solo automóvil, que se abre camino hacia el túnel a través de un ascensor.

 

El Tesla ha sido modificado con un juego adicional de ruedas de alineación, sobresaliendo como un par de orejas para pasar a través del túnel. Alineado con los bordes del túnel, transforman el auto en una especie de tren guiado por riel.

Una vez que una luz en la parte delantera del túnel se pone verde, el automóvil comenzó su viaje en forma autónoma a través del mismo, pero en este caso había un conductor entrenado detrás del volante. La velocidad máxima llegó a solo 65 km por hora.

En una conferencia de prensa, Musk dijo que a Boring se le había acabado el tiempo para suavizar la base de concreto del túnel de prueba, lo que causó el viaje lleno de baches. Una vez que Boring descubra cómo allanar el concreto de manera eficiente, dijo que los autos podrían atravesar el túnel a una velocidad de 240 km por hora.

“Obviamente estamos en las primeras etapas aquí, esto es un prototipo y estamos resolviendo las cosas”, dijo Musk. “Lo que es realmente importante es que hay un camino finalmente, finalmente, finalmente creo … para aliviar la congestión del tráfico en las ciudades”.

El sistema de ruedas de alineación montadas en el automóvil es una aproximación del mecanismo que Musk originalmente había dicho que permitiría que los vehículos viajen a través de sus túneles a alta velocidad.

Las arterias principales del Loop no hacen paradas frecuentes, pero tendrían una serie de afluentes que llevarían a las personas a destinos locales con sus propios ascensores para llevar los vehículos a la calle.

Para poder avanzar con el proyecto necesita la aceptación por parte de ciudades y comunidades que deberían invertir en enormes redes de túneles y estaciones de ascensores. “El mes pasado, dibujé otro proyecto debajo del bulevar Sepulveda de Los Ángeles después de que grupos comunitarios demandaron al gobierno por planes para eximir a la compañía de un proceso de revisión ambiental”, comentaba. Tiene planes para otro túnel en Los Ángeles, así como en Chicago y en el corredor de la Ciudad de Nueva York.

 

Estos túneles no solo los podrán usar los dueños de un Tesla. Musk dijo que otros tipos de autos podrían equiparse con las ruedas guía necesarias. Pero tendrían que ser vehículos eléctricos para evitar llenar los túneles con gases de los caños de escape. Y los autos también requerirían capacidades autónomas para navegar de manera segura a altas velocidades, ingresando a los túneles a una velocidad de aproximadamente 1 por segundo.

El precio del viaje aún está por determinarse, pero Musk dijo que le gustaría que sea de alrededor de $ 1 por un automóvil de transporte público compartido, o $ 4 por un automóvil privado.

Los túneles podrían eventualmente conectarse con otro de sus ambiciosos planes: un Hyperloop que proporcionaría viajes de muy alta velocidad a través de largas distancias utilizando tubos de vacío. “Pero eso es para otro día”, dijo.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO