Imagen: Archivo TyN
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La velocidad con la que están ocurriendo los cambios en el mundo a partir del desarrollo de la tecnología, está superando todas las expectativas previstas. Adaptarse al entorno actual no es ya un proceso que tome unos días, semanas o cuando mucho meses, sino un evento complejo que, de acuerdo a un estudio realizado por IBM, abrirá una amplia brecha en las habilidades de la fuerza laboral de las 12 principales economías del mundo.

El informe, realizado a nivel mundial por el Institute for Business Value (IBV) que pertenece a IBM, señala que en los próximos tres años más de 120 millones de trabajadores pertenecientes a los países con mayor desarrollo económico, tendrán que entrenarse nuevamente o recalificarse en virtud a los avances que están teniendo lugar en los campos de la Inteligencia Artificial (IA) y la automatización inteligente. Esto es así debido a que la brecha de habilidades se ha ensanchado de manera notable en los últimos cuatro años. Mientras en 2014 eran necesarios tan sólo tres días en promedio para capacitar a los empleados de una empresa, para 2018 el tiempo se había extendido a 36 días.

“Las organizaciones se enfrentan a crecientes preocupaciones sobre la brecha de habilidades cada vez mayores, así como a mercados laborales reducidos con el potencial de impactar sus futuros y las economías mundiales”, apuntó Amy Wright, Socia Gerente de IBM Talent & Transformation, en relación a esta problemática de no sencilla resolución.

El estudio titulado “La guía de las empresas para cerrar el gap de habilidades”, evidencia que están surgiendo de manera vertiginosa necesidades que requieren de nuevos talentos, al tiempo que otras destrezas laborales se están volviendo obsoletas. Un ejemplo de ello es que en 2016 los directores ejecutivos de las empresas clasificaron las capacidades básicas para CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y los recursos básicos de computación y software como la dos habilidades más importantes que debe poseer todo empleado. En contraste, para 2018 los principales talentos que se solicitaron están relacionados con habilidades del comportamiento: voluntad de ser dúctil, ágil y adaptable a los nuevos cambios, a la gestión del tiempo y al acto de priorizar.

Sobre esto, Wright asegura que si bien la mayoría de los 5,670 directores globales ejecutivos encuestados, procedentes de 48 países distintos para la elaboración del informe, han reconocido la gravedad del problema, la mitad de ellos admite que carece de estrategias de desarrollo de habilidades para abordar las brechas más grandes

“Las tácticas que el estudio encontró como más propensas a cerrar la brecha de habilidades más rápidamente, son las que las compañías menos utilizan”, asegura Wright, pero, en contraposición, señala: “Están surgiendo nuevas estrategias para ayudar a las empresas a recapacitar a su gente y construir la cultura de aprendizaje continuo necesaria para tener éxito en la era de la IA”.

El caso específico de Latinoamérica, IBM ha puesto en marcha una serie de programas desarrollados en conjunto con más de 300 universidades y 400 escuelas para incorporar nuevas tecnologías, tales como IA, Cloud, Blockchain, ciberseguridad, etc. El objetivo es potenciar las habilidades  de estudiantes, maestros y emprendedores, y así desarrollar una nueva generación de profesionales cuya brecha de talentos sea lo más estrecha posible.

El estudio de IBM también destaca que las empresas deben hacer uso de análisis e inteligencia artificiales para predecir e inferir que talentos permean a toda la organización, con la finalidad de compartir toda esa información con los empleados y desarrollar una cultura de aprendizaje continuo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO