COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque el desarrollo 5G todavía está en veremos, sobre todo en el continente latinoamericano, su creación tiene la fuerte impronta del mundo asiático. Europa quedó muy rezagada en este punto y definitivamente quiere salir al ruedo del ecosistema 6G primera que nadie.

Nokia Oyj lidera a un grupo de empresas y universidades en un proyecto financiado por la Unión Europea, bautizado con el nombre de Hexa-X, para impulsar una nueva generación de tecnología móvil que ya se está denominando 6G.

Ver más: 5G debe ser “abierto” y transparente

El grupo cuenta entre sus miembros al fabricante de equipos inalámbricos Ericsson AB, los operadores de telefonía móvil Orange y Telefónica, así como compañías de tecnología que incluyen Intel y Siemens AG. A estos, se suman la Universidad de Oulu y la Universidad de Pisa, según la lista de miembros.

En junio de 2020, Statista publicaba qué empresas tenían más patentes registradas para el desarrollo de la tecnología 5G. La lista estaba liderada por Huawei, seguida de Samsung, LG, Nokia, ZTE y Ericsson. Es decir, cuatro compañías de Asia (dos firmas chinas, dos coreanas) y dos de países de la Unión Europea.

Ericsson, empresa Sueca, y uno de los principales actores mundiales en 5G, hizo un informe el pasado mes de julio afirmando que “Europa, que una vez fue sinónimo de liderazgo en telefonía móvil, está ahora muy atrasada”.

Gabriel Solomon, líder de Government & Industry Relations explica que “el despliegue, la adopción y la calidad de la 4G se encuentra a unos años de distancia de las regiones líderes”. Según sus informaciones, las suscripciones a 4G en 2019 fueron del 42% en Europa Central y Oriental y del 69% en Europa Occidental. Cifras muy bajas en comparación con el 88% en el Noreste de Asia y el 91% en América del Norte.

Ver más: Ericsson calcula en 31 billones de dólares el potencial de mercado de la 5G

Una de las razones principales de este rezago es la inversión: se espera que la inversión europea per cápita sea el 40% de la inversión total de Corea del Sur, alrededor de la mitad de la inversión de Estados Unidos, y unos dos tercios del nivel de Japón.

Según Börje Ekholm, presidente y CEO de Ericsson: “En la última década ha habido un considerable apoyo público para promover el 5G en Europa. Pero en los despliegues reales, Europa se está quedando por detrás de los mercados líderes”. Los principales obstáculos, de acuerdo con el directivo, son las políticas de reglamentación y la baja inversión pública para los proveedores de servicios europeos.

Además del Hexa-X en Europa, hay otro proyecto de Next G Alliance y O-RAN Alliance en EE. UU. El Gobierno chino también está financiando un grupo de desarrollo 6G.

Está previsto que la tecnología 6G utilice ondas de terahercios de frecuencia súper alta y ofrezca conectividad avanzada, que incluso podría vincular tecnología en el cuerpo y cerebro humanos, así como imágenes holográficas en tiempo real, a partir de 2030.

Ver más: Telecom prepara aviones para dar cobertura 5G

Devaki Chandramouli, de Nokia, es la responsable de estandarización de América del Norte y forma parte de los ingenieros que lideran el grupo Hexa-X. Dice que quiere establecer tres objetivos inicialmente.

El objetivo principal será desarrollar la visión, la hoja de ruta y los plazos de tiempo“, señaló.

“Luego, preparar un plan temporal para la dirección de tecnología. Y el tercer punto es facilitar la interacción con las agencias del Gobierno de EE. UU. para financiar la investigación y también proporcionar el aporte para el desarrollo de la tecnología“.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO