COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El interés de Apple por el sector automotriz, al que apuntan otras tecnológicas, como Google, Baidú y Uber, se consolida. Este miércoles, un reporte del Financial Times aseguró que la firma de la manzana estaría en tratativas para adquirir a McLaren, pero el fabricante de autos de lujo desmintió el rumor.

El informe inicial asegura que Apple podría ver en McLaren una “inversión estratégica” para poder desarrollar el futuro de la industria automotriz y también trabajar en nuevos materiales y sistemas computacionales. La operación podría estar en el orden de los 2.000 millones de dólares, apenas por debajo de la compra del fabricante de audio Beats, que Apple concretó por US$ 3.000 millones.

“Podemos confirmar que McLaren no está en discusiones con Apple con respecto a ninguna inversión potencial”, respondió rápidamente un portavoz de la firma, que también posee un equipo de competición en la Fórmula 1. Por su parte, la firma de la manzana se ajustó a su hermetismo tradicional y no realizó declaraciones.

No obstante, el plan de adquirir un productor de autos de lujo no sería descabellado, más teniendo en cuenta el interés por el diseño que imprime Apple en sus productos y por el presente financiero no tan auspicioso de McLaren. Según el New York Times, MCLaren vendió 1654 autos durante 2015, cinco más que en 2014, pero sus ganancias se redujeron 64 por ciento, de US$ 19,4 millones a US$ 7 millones, debido en gran parte al incremento en gastos de investigación.

Pero ese matutino estadounidense agrega otro dato: Apple estaría en negociaciones con Lit Motors, una startup que se dedica a la producción de motos eléctricas, como la C-1, que tiene dos giroscopios de altas dimensiones para prevenir la pérdida de equilibrio. Por lo tanto, la firma de Cupertino podría también invertir en esta pequeña compañía para crear autos que, además de autónomos, sean eléctricos.

Si bien todos son rumores, lo cierto es que Apple necesita adquirir rápidamente una automotriz para afianzar su negocio de transporte y estar a la altura que sus competidores. Es lo único que le falta para cerrar su ecosistema, luego de la compra de Didi, el “Uber chino” por 1.000 millones de dólares”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO