COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Todas las compañías de tecnología tienen restricciones para los usuarios en la forma en la que se usan sus servicios. El objetivo de estas reglas, por supuesto, es evitar que ciertos usuarios generen un ambiente negativo para el resto de la comunidad. O bien, que se causen daños a los bienes físicos que pueden estar en juego dentro de ciertas plataformas. Pero en muy pocas ocasiones las consecuencias llegan a tener repercusiones legales, como en el caso de Airbnb.

De acuerdo con Reuters, la compañía colaborativa de renta de hogares y habitaciones acaba de pasar una serie de reglas estrictas en el marco de la crisis sanitaria que afecta al mundo. A pesar que se tomaron medidas sanitarias con sus aliados para la limpieza de los espacios, a la compañía le preocupa que sus espacios se conviertan en factores de transmisión. Así pues, la tecnológica ha decidido tomar una decisión radical: Prohibirá terminantemente las fiestas.

Airbnb renace de las cenizas

Airbnb debe pagar impuestos digitales

“Los viajes como los conocíamos se han acabado”, según el CEO de Airbnb

No más fiestas y eventos en las casas que cotizan en Airbnb, dijo el jueves la compañía de alquiler de viviendas a corto plazo mientras intenta hacer cumplir las estrictas normas de distanciamiento social para combatir la pandemia de COVID-19.

Ya no será posible alojar más de 16 personas dentro de una misma casa o espacio dentro de su plataforma. Aquellas cuentas que no acaten las reglas de Airbnb no solo serían expulsadas de la comunidad. Incluso se podrían enfrentar a una demanda de la compañía. Como parte de estos cambios, la empresa retirará opciones y filtros como “Fiestas y eventos permitidos” o “Event friendly”. Esta prohibición aplicaría a escala global en todas las futuras reservaciones.

“Instituir una prohibición global de fiestas y eventos es lo mejor para la salud pública”, dijo Airbnb en un comunicado, y agregó que la prohibición se aplica a todas las reservas futuras.

La prohibición global se produce un día después de que Airbnb dijera que presentó de forma confidencial una oferta pública inicial con los reguladores de EE. UU., lo que preparó el escenario para uno de los debuts de la bolsa de valores de 2020.

La posible salida a bolsa subraya un repunte en partes de la industria de viajes, que se vio golpeada este año por restricciones y cierres debido a la pandemia de COVID-19.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO