COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A pesar del impacto devastador de COVID-19 en todo el mundo, el especialista en inteligencia financiera mexicano Alberto Bazbaz Sacal destaca algo que su país puede celebrar: el éxito continuo de su ley fintech de dos años de antigüedad.

¿Qué es la Ley Fintech?

La ley de fintech de México se promulgó el 8 de marzo del 2018. La ley ofrece un marco para grupos de fintech fundamentales como el “crowdfunding” o las plataformas de pago electrónico, además de proporcionar un proceso para nuevos modelos de fintech.

Un estudio conjunto entre el Banco Interamericano de Desarrollo y Finnovista descubrió que aproximadamente 100 nuevas “startups” mexicanas se crearon bajo la ley en el 2018, marcando un crecimiento del 52% en ese momento.

Ver más: Una fintech financiera podría ser el próximo unicornio mexicano

Es más, la ley ha servido de modelo para otros países latinoamericanos que necesitan urgentemente capacidades de tecnología financiera. Los países que integran el bloque comercial de la Alianza del Pacífico —Chile, Colombia, México y Perú— han avanzado mucho. En febrero del 2019, la comisión del mercado financiero de Chile publicó un primer borrador sobre las regulaciones de tecnología financiera, y Perú persiguió una iniciativa similar.

El aumento de la tecnología financiera se basa en la ley de México, que demostró que la industria de la tecnología financiera se puede regular adecuadamente. En el pasado, muchos países latinoamericanos tenían algún nivel de regulación, pero carecían del marco necesario para un crecimiento sustancial. Este ya no es el caso.

Ver más: Primer unicornio tecnológico de México

¿Cómo ha impactado la Ley Fintech en México?

Alberto Bazbaz Sacal enfatiza una sola palabra al pensar en el impacto que ha tenido la ley fintech en los últimos dos años: crecimiento.

México ocupa actualmente el segundo lugar entre los países de América Latina en cuanto al número total de empresas fintech, lo que representa más del 16% de la industria.

Y aunque el COVID-19 ha manchado el mundo, también ha abierto a los consumidores las posibilidades digitales. Debido a esto, Alberto Bazbaz Sacal  espera que la industria fintech solo continúe creciendo después de la pandemia. Las empresas de tecnología financiera brindan las oportunidades digitales que buscan los consumidores.

La desconfianza desenfrenada sobre las compras digitales ha permeado durante mucho tiempo América Latina. Esa desconfianza, dice Alberto Bazbaz Sacal, se está disolviendo silenciosamente. Las métricas colaborativas de Santander Bank, Finnovista y Google han encontrado que la industria fintech de América Latina tiene un valor anual asombroso de 68, 409 millones de pesos con un crecimiento anual promedio del 23% y 4.7 millones de usuarios actuales.

Otro producto de este crecimiento sustancial ha llegado en forma de neobancos.

Los neobancos se clasifican como empresas fintech que ofrecen productos financieros específicamente a aquellos consumidores que no tienen cuentas bancarias tradicionales. Esta es una oferta ventajosa en América Latina, donde muchos residentes no almacenan su dinero en una institución financiera. Solo en México, el 47% de la población aún no tiene una cuenta bancaria.

Los neobancos se clasifican como empresas fintech que ofrecen productos financieros específicamente a aquellos consumidores que no tienen cuentas bancarias tradicionales. Esta es una oferta ventajosa en América Latina, donde muchos residentes no almacenan su dinero en una institución financiera. Solo en México, el 47% de la población aún no tiene una cuenta bancaria.

El futuro de la tecnología financiera latinoamericana

 Las oportunidades futuras de fintech en América Latina parecen ser bastante sólidas, y Alberto Bazbaz Sacal dice que esto se debe a la ley de fintech.

Dos años después, la ley de tecnología financiera todavía brinda la claridad que buscan las empresas emergentes de tecnología financiera y sus capitalistas de riesgo cuando intentan evaluar las regulaciones y los riesgos de la industria. Ha agregado un nivel de transparencia que no siempre estaba disponible antes, lo que hace que las grandes inversiones en la industria de tecnología financiera sean mucho más factibles.

El resultado, reitera Alberto Bazbaz Sacal, es un crecimiento generalizado en toda la región. Y gracias a la ley, los inversores internacionales quieren involucrarse. Varios empresarios europeos y capitalistas de riesgo miran habitualmente en la dirección de México cuando consideran nuevas inversiones en tecnología financiera.

A medida que el mundo sigue capeando la pandemia, Alberto Bazbaz Sacal pronostica la evolución de los nuevos servicios financieros, así como una mayor dependencia de los métodos bancarios digitales.

Algo que también vale la pena mencionar es que las capacidades de fintech no se limitan a una audiencia más joven. Si bien es natural suponer que las aplicaciones de banca móvil y otras tecnologías están siendo ampliamente utilizadas por las poblaciones de la Generación Z y la generación del milenio, también se han sumado las personas mayores de la generación X y los baby boomers.

Además, varias empresas de tecnología financiera han lanzado productos, programas y servicios dirigidos a las familias. Una cosa que sabemos acerca de la Generación Z es que hay una falta considerable de habilidades de educación financiera entre ellos, razón por la cual compañías como Apple, JPMorgan Chase y Starling, con sede en el Reino Unido, anunciaron plataformas de intercambio de fondos familiares. Estos permiten a los padres compartir fondos con sus hijos, al mismo tiempo que mantienen cierta apariencia de control sobre sus prácticas bancarias y les enseñan las habilidades financieras adecuadas.

Innovación y adaptación como esta es la razón por la que las fintech siguen creciendo. Y en México, el apoyo de una ley fintech probada y verdadera solo promete mantener el aumento.

About Alberto Bazbaz Sacal

Alberto Bazbaz Sacal es especialista en inteligencia financiera y expresidente del Grupo de Acción Financiera sobre Lavado de Dinero (GAFILAT) para América Latina y Sudamérica.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO