COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Amazon sigue ampliando su flota de aviones de carga en Estados Unidos para tener un mayor control de la logística de su negocio y apuntalar su servicio de envíos gratuitos a los suscriptores de su programa Prime. La multinacional de comercio electrónico anunció ayer que sumará doce aviones de carga a su flota, que superará así las 80 aeronaves. Amazon ya está utilizando en sus operaciones logísticas uno de los nuevos Boeing 767-300, mientras que los once restantes se entregarán en 2021.

Amazon Air arrancó hace cuatro años, cuando la compañía llegó a un acuerdo con la empresa de leasing aéreo Air Transport Services Group (ATSG) con el objetivo de desplegar su propia flota de aviones en Estados Unidos. El proyecto se inició con el alquiler de una veintena de Boeing 767 bajo un contrato de leasing con una duración de entre cinco y siete años.

Elon Musk pide acabar con “el monopolio” de Amazon

Cómo pretende Bruselas frenar la expansión de Facebook, Google o Amazon

Amazon irrumpe en el mercado de los vehículos autónomos

La multinacional explica que su flota de aviones de carga ha sido un elemento crucial en la gestión de sus operaciones logísticas durante la crisis del coronavirus en Estados Unidos.

Con Amazon Air, la compañía reduce su dependencia de operadores logísticos como UPS y FedEX, que controlan el 60% del mercado de mercancías en Estados Unidos. Con su propia flota de aviones, Amazon logra un mayor control de su cadena de suministro para acelerar los tiempos de entrega a sus clientes sin disparar los costes.

La flota de Amazon, aunque creciente, es aún pequeña si se compara con la de los grandes operadores logísticos estadounidenses. FedEX tiene 396 aviones de carga y la flota de UPS supera las 260 aeronaves.

De forma paralela a la ampliación de su flota, Amazon también está expandiendo sus hangares logísticos en aeropuertos de Estados Unidos. Ayer, la multinacional anunció nuevos centros en Florida y California. Además, está construyendo una gran base en las afueras de Cincinnati (Kentucky), con capacidad para un centenar de aviones, que estará operativa en 2021. Jeff Bezos, CEO de Amazon, aseguró que invertirá 1.500 millones de dólares en este hub, que creará 2.000 puestos de trabajo.

Impacto

Amazon ha visto un fuerte incremento de las compras online debido al confinamiento de la población. En el primer trimestre los ingresos crecieron un 26% hasta 75.400 millones de dólares.

El crecimiento de la demanda en Amazon durante esta pandemia lleva asociado un enorme coste para la cibertienda. Jeff Bezos advirtió a los inversores en abril que los costes relacionados con el Covid-19 se comerán los 4.000 millones de dólares de beneficio operativo previstos para el segundo trimestre, lo que podría incluso conducir a que la compañía cerrara el periodo abril-junio con unas pérdidas operativas de 1.500 millones de dólares.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO