Imagen: ALIGN TECHNOLOGY
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si las acciones de tu compañía caen 23% en julio y luego en agosto se deslizan 12.4% más a la baja, estás en serios problemas. Y si tu mercado es un nicho muy especializado, digamos la fabricación de escáneres digitales de 3D y alineadores transparentes utilizados en ortodoncia, no estaría de más que aplicases un contundente control de daños y, además, que preparases tu carta de renuncia.

No sabemos si Joe Hogan, el presidente y CEO de Align Technology ha hecho lo segundo, pero a finales de julio pasado anunció un plan de recompra para traer de regreso, en un tiempo no mayor a tres meses, 200 millones de dólares en acciones de la compañía que fue fundada en 1997 por Zia Chishti y Kelsey Wirth en San José, California. Para animar a los inversionistas, Hogan se comprometió a comprar personalmente un millón de dólares de las mismas.

A la luz de lo ocurrido en agosto, queda claro que los inversionistas no se quedaron nada tranquilos y continúan preocupados por la desaceleración en el crecimiento de la compañía que en 2016 tenía acaparado el 8% del mercado mundial de las personas que utilizan brackets.

Align Technology desarrolló la tecnología conocida como Invisalign al poco tiempo de su fundación como compañía, y en 1998 ya había recibido autorización por parte de la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para ingresar al mercado con un producto que revolucionó el campo de la odontología en tanto su introducción suponía la eliminación de los brackets de metal utilizados hasta entonces.

Por supuesto, la empresa consiguió la patente de los alineadores transparentes y lideró el mercado que surgió a continuación, al que se integraron otros protagonistas como Orthoclear (también fundada por Chishti, que fue echada de Align Technology en 2002), ClearCorrect y CA Clear Aligner.

Todo iba muy bien. En 2011 Align Technology adquirió a la empresa israelí Cadent (especializada en la fabricación de escáneres intrabucales que incluían imágenes en 3D ), Joe Hogan se unió a la compañía en 2015 y en 2016 sus ingresos por ventas alcanzaron por primera vez los 1,000 millones de dólares.

Sin embargo, al siguiente año, en octubre de 2017, Align Technology enfrentó el vencimiento de sus patentes del sistema Invisalign, así como el inicio de la competencia de productos genéricos. Eso no fue obstáculo, sin embargo, para que sus acciones continuasen creciendo y alcanzaran su máximo histórico el 24 de septiembre de 2018: 391.22 dólares.

Gráfica: YAHOO! FINANCE

A partir de ese momento inició un declive continuo, apenas atemperado por un repunte que inició el 31 de diciembre del año pasado y alcanzó su máximo (331.08) el 29 de abril de 2019. ¿Qué ocurrió? Los resultados presentados por la compañía en el segundo trimestre del año superaron las expectativas que se tenían, pero Joe Hogan se fue de la boca y anunció que las ventas en China estaban cayendo debido al conflicto comercial con Estados Unidos, al tiempo que señaló que los envíos de Invisalign estaban por debajo de lo esperado y que los resultados del tercer trimestre se verían afectados.

Eso bastó para que los títulos de Align Technology se desplomaran durante dos meses consecutivos y sus acciones hayan cerrado el día de ayer en 177.11 dólares por papel.

Si Joe Hogan es tan honesto como parece, las cosas no van a mejorar tan pronto Align Technology presente los resultados del tercer trimestre de 2019, y quizá las acciones se depriman aun más, lo cual nos conduce a una disyuntiva: con su valor a la baja sería un buen momento para invertir, pero, al mismo tiempo, la volátil situación con China podría conducir a un despeñadero.

En TyN Magazine esperaremos a ver los resultados del tercer trimestre. Y después decidiremos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO