COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La estadounidense AT&T pagará US$ 2.500 millones por la adquisición de Iusacell al grupo Salinas, propiedad de Ricardo Salinas Pliego, convirtiéndose en la dueña del tercer mayor operador de telefonía en México. Con este acuerdo, se hará cargo de todas las licencias, los activos de red, tiendas minoristas, los más de 8.5 millones de suscriptores y hasta de las deudas que tenía la compañía de telecomunicaciones.

Respecto a Iusacel, había acordado la compra del 50% de participación del Grupo Televisa por US$ 717 millones. Una vez que concluya el cierre de la compra por este 50%, AT&T podrá concretar la transacción, la cual está sujeta a la aprobación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras de México, la que se espera que podrá cerrar el primer trimestre de 2015.

Según Randall Stephenson, presidente y CEO de AT&T, “la adquisición de Iusacell es el resultado directo de las reformas constitucionales promovidas por el presidente Enrique Peña Nieto para fomentar mayor competencia y más inversión en México. Estas reformas, junto con las buenas expectativas económicas para el país, el crecimiento de la población y la creciente clase media, hacen de México un lugar atractivo para invertir”.

Por otra parte, Iusacell cuenta con una red que hoy alcanza aproximadamente el 70% de los cerca de 120 millones de usuarios de México. AT&T tiene previsto ampliar esta red y les da la oportunidad para crear por primera vez un área de servicio móvil en América del Norte que cubrirá a más de 400 millones de consumidores y empresas tanto en México como en Estados Unidos. “No importa en qué país estés o de qué país llames: será una sola red, una sola experiencia para el usuario”, dijo el directivo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO