COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

FICO, empresa líder mundial en la prevención de los delitos financieros, encuestó a más de 5.000 consumidores de banca digital en más de 10 países, incluído México, para conocer su opinión sobre la seguridad que utilizan instituciones financieras y cómo ven el uso de nuevos métodos de seguridad como la biometría.

Las medidas que se han utilizado durante varios años, como nombres de usuario y contraseñas, no son adecuadas y esto es evidente en los resultados de la encuesta en México: el 25% de los encuestados anotaron sus contraseñas, por ejemplo, en un cuaderno y el 29% utilizó menos de cinco contraseñas para todas sus cuentas.

LaLiga abre las puertas de los estadios

La biometría detiene el fraude en los centros de contacto

CaixaBank instala cajeros con tecnología biométrica

“Aunque los usuarios usan métodos no seguros al utilizar las contraseñas, como usar la misma contraseña para diferentes servicios y anotarlas en lugares visibles, sabemos que siguen teniendo dificultades para utilizarlas. Los resultados nos dicen que el 27% de los mexicanos han tenido que abandonar una compra en línea y el 15% no ha podido abrir una cuenta, todo porque han olvidado sus contraseñas”, dice Alexandre Graff, Presidente de FICO para América Latina y el Caribe.

Los dispositivos móviles han puesto la tecnología al alcance de las personas, como cámaras, sensores, acelerómetros, geolocalización, acceso a Internet 24/7, etc. En este sentido, la tecnología más popular para asegurar las cuentas en la mayoría de los países estudiados es el envío de contraseñas de un solo uso (OTP) a través de mensajes de texto. En promedio, el 47% de los mexicanos están dispuestos a utilizar este método.

Sin embargo, aunque sigue siendo una forma valiosa y popular de autenticación, tiene puntos débiles y los delincuentes pueden interceptar el texto con el fraude de intercambio de SIM. “Las instituciones financieras necesitan algo más que OTP en su arsenal, en particular cuando se trata de transacciones o actividades de alto riesgo en las que los niveles de sospecha les exigen intensificar la autenticación”, añadió Graff.

Cifras encontradas

  • El método de autenticación preferido por los encuestados en México es la huella dactilar con el 80%.
  • El 93% de los usuarios están de acuerdo en que el banco debe analizar la forma en que introducen sus contraseñas por su seguridad.
  • En promedio, el 78% de las personas están dispuestas a proporcionar un elemento biométrico a su banco con fines de seguridad.
  • El 41% de los usuarios en México prefieren el escaneo facial como método de seguridad, pero para ingresar a sus cuentas bancarias, prefieren la huella dactilar con el 52%.
  • Cuando se utilizan aplicaciones de banca móvil, los sistemas que gozan de mayor confianza entre los encuestados con un 33% a favor son los códigos de acceso OTP generados por un dispositivo y un 34% prefiere los códigos proporcionados por el banco o enviados por correo electrónico.

Desde el punto de vista del consumidor, el uso continuo de contraseñas no es apropiado ni preferible. En un entorno competitivo en el que cada vez se realizan más actividades de forma digital, proporcionar a los clientes una experiencia agradable, eficiente y segura al utilizar sus cuentas será una ventaja sobre la competencia.

No es fácil tomar las decisiones correctas sobre los métodos de autenticación que deben aplicarse a cada cliente en todas las circunstancias.  Las soluciones de la FICO pueden ayudarle a orquestrar y ofrecer una amplia gama de servicios de biometría, reconocimiento de dispositivos y comunicación, incluida la entrega multicanal de una sola contraseña.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO