COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los autos del futuro van a ser más peculiares y provocativos.

En las pasadas dos semanas, tanto en la CES de Las Vegas como en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit ofrecieron una tremenda percepción de dónde se encuentran las tendencias automotrices y dónde parecen estar encabezadas en los próximos años.

Waymo anunció en el Salón Internacional que han fabricado para el prototipo autoconducido de Google, sensores para lograr esto y que pondrán en la calle este mes minivans con esta tecnología. En la CES, Ford reveló la última iteración de un vehículo autoconducido que estará listo para llevar a la calle en el 2021.

Esto no quiere decir que el auto que compremos ahora no va a asistir nuestro manejo. Ya hay sensores que se activan cuando uno va menjando muy cerca de la línea o si hay un auto en el pinto ciego de tus espejos. Existe también tecnología adaptada para controlar automáticamente la velocidad del auto basada en la distacia de nuestro auto con el que tenemos enfrente. Las cámaras de visión trasera están unidas por cámaras de vista lateral y de visión aérea.

Algunas de estas tecnologías han existido en varios estados, pero están creciendo más sofisticadas, dijo Richard Wallace, del Centro de Investigación Automotriz. “Ahora estamos avanzando a mayores niveles de desafíos”,dijo.

Hay un nuevo tipo de coches, los crossovers. Es el nombre que se da a los vehículos construidos sobre una carrocería de automóvil con las características de diseño y la funcionalidad comúnmente asociada con los vehículos de utilidad deportiva, como son el Honda CR-V y Toyota RAV4. Estos son más populares que nunca. Los estadounidenses compraron 5,6 millones de ellos el año pasado solo, lo que se traduce en casi un tercio de todas las ventas de automóviles nuevos.

Nissan debutó con el Rogue Sport, el hermano más chico de su Rogue más vendido. Mazda presentó el nuevo CX-5 y Ford la EcoSport, los cuales fueron vistos por primera vez en el Salón del Automóvil de Los Angeles. en noviembre. Antes de que el show comenzara oficialmente, GMC mostró una versión más pequeña del Terrain.

Michelle Krebs, analista senior de la firma de investigación de la industria Autotrader, atribuye la popularidad de los crossovers a su versatilidad. Claro, son más eficientes en consumo de combustible que los utilitarios más grandes y los camiones, y los conductores ciertamente se preocupan de cuánto pagan de nafta. En última instancia, sin embargo, muchas decisiones de compra de automóviles se reduce al estilo de vida, dijo Krebs. Las familias jóvenes necesitan un lugar para cada niño. Los baby boomers pueden entrar y salir más fácilmente de los asientos más altos. Los compradores que compran a granel quieren más espacio de carga.

Asi fue como, dentro de este segmento, Volkswagen tiene próximo al Atlas de siete plazas, y Subaru mostró el concepto de Viziv-7.

Los automóviles cada vez vienen con más conexiones a Internet, y en pocos años la tecnología seguramente será omnipresente. En su versión actual, el Departamento de Transporte propuso reglas que exigen que todos los coches nuevos en la carretera deben ser capaces de “hablar” entre sí de forma digital a partir de 2020. Tanto los reguladores como los fabricantes de automóviles ven el potencial de dicha tecnología para reducir los accidentes de tránsito y las muertes.

El coche con internet también abre la puerta a mayor cantidad de datos sobre los conductores que comparten un mismo auto. Ford, Toyota y otros fabricantes de automóviles se unieron para lanzar un sistema de información y entretenimiento común que se conecta a Apple iOS y Google Android. Eso significa que los desarrolladores de aplicaciones pueden adaptar sus creaciones para el coche más fácilmente, y los clientes en la plataforma podrían tener más formas de integrar su coche con los otros dispositivos que alimentan sus vidas. Ford, por ejemplo, también anunció que algunos de sus coches utilizarán Amazon Echo y el asistente virtual Alexa, lo que significa que podrá comandar su auto para hacer cosas usando solo su voz.

La llegada de big data en el automóvil tiene razones para dar a los consumidores una pausa. Por un lado, hay privacidad y preocupaciones de seguridad que requieren vigilancia –el hackeo de la información de los automóviles tiene el potencial de convertirse en un problema si los fabricantes de automóviles no nos protegen efectivamente contra ella. Lo que es más, los fabricantes de automóviles ya tienen planes para convertir esos datos en un back up, aunque muchos coinciden en que los datos del coche pertenece al cliente y deben determinar cómo se utiliza.

Algunos fabricantes de automóviles hicieron grandes anuncios en Detroit sobre la renovación de versiones de sus vehículos que ya son populares. Toyota “refrescó” su Camry por el nuevo Camry 2018, una forma más moderna del automóvil más vendido de Estados Unidos durante 15 años consecutivos. Ford lanzó una nueva versión de su icónica camioneta F-150, el vehículo más vendido en el país por más de 30 años. Ambos vienen con diseños más aerodinámicos y tecnología en el automóvil, entre otras nuevas características, pero todavía siguen sintiéndose familiares.

En 2020, Ford también planea traer de vuelta a su favorito Bronco, que no ha sido fabricado nuevamente desde 1996. El Ford Ranger, la segunda pickup más popular fuera de América del Norte, se unirá a su flota de Estados Unidos un año antes. Más futurista, VW dio a conocer una versión conceptual de su icónico microbús de la década de los años 70, que es autoconducido y eléctrico. Llamado I.D. Buzz, es un vehículo similar al concepto del exhibido aquí, que podría llegar al mercado en el 2022, dijo la compañía.

Los fabricantes de automóviles están produciendo más modelos de vehículos completamente eléctricos e híbridos que nunca. Ford anunció recientemente planes para producir 13 modelos electrificados en 2020. Mercedes hará 10 en 2025. Volkswagen, que quiere demostrar su fortaleza ambiental después del escándalo de emisiones diesel, tiene 30 de ellos fabricación. El Chevy Bolt EV fue nombrado el coche norteamericano del año.

El año pasado se vendieron menos vehículos eléctricos, solo alrededor de 50.000, un 1,6 por ciento más que en 2015. Hay varias razones para ello por lo que se está trabajando para mejorarlo. Las distancias que los vehículos eléctricos pueden viajar en una sola carga ha aumentado sustancialmente en sólo unos pocos años. Lo que es más, la administración Obama y los fabricantes de automóviles han anunciado planes para instalar miles de estaciones de carga a lo largo de las principales vías.

Otra cosa en la cual hay que pensar es en los millennials. Los fabricantes de automóviles están empezando a desarrollar sus propios servicios de paseo y de reparto porque algunos jóvenes urbanos no quieren tener autos. Ford ampliará su programa de viaje en minibús, llamado Chariot, a ocho ciudades para fines de año.

Pero los millennials están comprando actualmente coches. Una encuesta de J.D. Power del año pasado encontró que representaron el 28 por ciento del mercado de automóviles nuevos – y esa participación probablemente crecerá a medida que la generación nacida en los años 80 y 90 llega a la mayoría de edad. Para capturar a estos consumidores, las empresas han comenzado a adaptar los vehículos a sus gustos.

Fiat Chrysler introdujo un concept minivan, llamado Portal, que podría llegar al mercado en los próximos años. Su objetivo es ser la minivan del milenio. Entre sus características están; la capacidad de que los múltiples ocupantes puedan conectar sus dispositivos y compartir música, video, imágenes y otros contenidos. También usará el reconocimiento facial y de voz para identificar a los pasajeros y recordar sus preferencias personales.

“Los Millennials están buscando productos prácticos y funcionales que proporcionen tanto capacidad conjugado con un estilo personal”, dijo Fiat Chrysler. “Como resultado, quieren un vehículo que pueda actualizarse a medida que cambien sus vidas, y esperan una integración perfecta de la tecnología dentro y fuera del vehículo, incluyendo el hogar y otros dispositivos”.

Toyota planea llevar esa idea un paso más allá, aunque no hasta 2030. El fabricante de automóviles japonés mostró un prototipo en la CES que, si realmente se desarrolla, vendría equipado con un sistema de inteligencia artificial que puede detectar las emociones del conductor y ajustar la experiencia de conducción para mejorar su estado de ánimo.

Coches creados para todos los grupos de edad seduciendo a través de los avances tecnológicos de acuerdo a sus necesidades.

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO