COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A sólo tres meses de haber aprobado la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en México ya se pueden ver algunos impactos de esta renivelación de elementos e incentivos, que resultan del nuevo marco legal.

Por ejemplo, los anuncios de intenciones de nueva inversión extranjera directa, nuevos despliegues de infraestructura, desincorporación de activos, reestructuración accionaria y financiera de operadores, sólo son solo algunas reacciones de mercado al nuevo marco regulatorio.

Uno de los efectos que estamos testificando los consumidores es la baja de precios en servicios móviles, de voz y datos.

A las escasas 5 semanas de la entrada en vigor de este nuevo marco, el nivel de precios tuvo un primer ajuste a la baja de aproximadamente 32%, traducido sobre todo en paquetes de postpago.

En términos de los servicios de voz, los ajustes a la baja de precios han llegado en estos días a representar economías de 36% y es de anticipar, conforme a experiencias previas, que continúen una rampa descendente para las siguientes semanas y meses. En razón de la eliminación de las tarifas de interconexión que anteriormente se cargaban a los operadores a un precio de $0.3094 pesos por minuto, por la realización de llamadas a números de una red diferente a la suya.

De manera similar, los mensajes cortos, servicio con mayor nivel de consumo entre niveles NSE bajos, han registrado también un descenso de precios en sus empaquetamientos, que rebasan 30% al comparar sus precios unitarios.

En lo que toca al servicio de datos que contabiliza ya una tercera parte de la canasta de consumo de servicios móviles en usuarios en la modalidad de pospago, el precio empaquetado registra disminuciones que oscilan entre 20% y 45%.

¿Quiénes son los operadores que han emprendido esta estrategia de baja de precios? Definitivamente, se trata de los competidores, no del preponderante. Con ello, dentro de las estrategias competitivas, el operador preponderante nuevamente se ubica como el agente seguidor en términos de precios, reactivo a las iniciativas de los demás operadores.

Con todo, este efecto de caída en precios es uno más de los primeros resultados de la entrada en vigor del nuevo marco regulatorio sectorial. Si bien el objetivo de la Reforma Constitucional en Telecomunicaciones y su legislación secundaria versa sobre la generación de competencia efectiva en el sector, su efecto es que los mexicanos gocemos de plena cobertura, mayor calidad y precios competitivos en los servicios.

Por Ernesto Piedras y Diana Fernández del Campo, analistas en The Competitive Intelligence Unit.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO