COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Barcelona Supercomputing Center (BSC) es una de las instituciones de investigación más punteras de Catalunya, con el MareNostrum, uno de los superordenadores más potentes de Europa, como infraestructura clave para la generación de conocimiento. Más allá de ofrecer su infraestructura a los científicos, el BSC ha empezado a encontrar el camino para transferir todos los adelantos que produce a la industria, una de las asignaturas pendientes del sistema de investigación.

Las spin off que han salido del BSC empiezan a ser cada vez más e iniciar su camino hacia la dinámica empresarial. Una de ellas es Qbeast Analytics, startup que ha desarrollado una tecnología capaz de almacenar una gran cantidad de datos de manera sencilla, parecida a cómo nuestro cerebro los consume, es decir, más humana, explica su fundador y consejero delegado, Cesare Cugnasco.

 Ver más: IBM ofrece la primera certificación para desarrolladores cuánticos de la industria

La compañía organiza toda la información disponible en grupos, según sus características, y selecciona una pequeña muestra, estadísticamente representativa, para poder analizar el conjunto y sacar conclusiones. Este sistema se puede aplicar a cualquier tipo de datos y permite evaluarlos de manera interactiva y 100 veces más rápido.

Por ejemplo, una cadena de supermercados quiere saber la compra que hacen los barceloneses y su edad según los productos que adquieren. Para obtener estos perfiles, que se tienen que extraer de una población muy amplia, Qbeast puede recoger toda la información y clasificarla de una manera entendible, sin perderse entre dosieres con demasiadas páginas.

Desarrollar la tecnología que lo permite es un proceso complejo y, precisamente, ha sido posible gracias a la infraestructura que facilita el BSC a la comunidad científica. Cugnasco estuvo años trabajando en este centro de investigación, donde pudo desarrollar su innovador sistema de almacenamiento de datos y patentarlo. El fundador de Qbeast remarca que había que probarlo con miles de ordenadores y, sin el supercomputador, no hubiera sido ni mucho menos sencillo ni barato: “O eres Google o está muy complicado”.

Ronda de medio millón de euros

Fundada el año pasado, Qbeast acaba de cerrar una ronda de medio millón de euros, con Inveready como inversor principal. BStartup, el programa de inversión en startups de Banco Sabadell, también ha participado en la ronda. Con los recursos obtenidos, la compañía liderada por Cugnasco quiere llegar a una plantilla de 20 trabajadores de aquí a finales de año.

Ver más: Foro Económico Mundial lanza iniciativa para impulsar inteligencia artificial responsable

A medio plazo, la empresa emergente está trabajando en el desarrollo de un prototipo de su tecnología, que sirva para que los clientes la puedan probar. Cuando lo tengan listo, irán a por su segunda ronda, que les tiene que permitir multiplicar por diez su estructura y crecer hasta los 200 empleados, con el objetivo de responder a la gran demanda de mercado que existe alrededor del análisis de macrodatos. Actualmente, ya la han testado con grandes compañías como Telefónica, CaixaBank y Fiat, en el marco de un programa europeo.

Fuente: the NBP

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO