COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

BBVA vuelve a apostar por el capital riesgo. La gestora de activos del banco ha registrado ante la CNMV un nuevo vehículo de private equity. Se trata de un fondo de fondos orientado hacia los vehículos que realizan compras apalancadas. Invertirá también en venture capital, capital expansión, situaciones especiales o deuda privada.

El fondo invertirá en unos 10 o 12 vehículos de capital riesgo. Su horizonte de inversión está en los 10 años, pero está previsto que los inversores empiecen a recibir retornos a partir del tercer o cuarto año. Está destinado principalmente a clientes de banca privada y tiene una inversión mínima de 100.000 euros.

Fusiones en la banca: ¿la solución a la crisis?

La banca europea clausurará 40.000 sucursales en tres años

Los mercados financieros se preparan para la “nueva normalidad”

En una era de tipos cero que parece no tener fin y en el que el capital riesgo se ha revelado como uno de los pocos activos que siguen ofreciendo rentabilidades atractivas a los inversores, BBVA Asset Management ha puesto el foco en este tipo de inversiones. Por ello, este área fue uno de los puntos clave del nuevo plan estratégico que guiará el futuro de la gestora hasta 2024. Junto al private equity, BBVA AM apostaba entonces por la deuda privada, infraestructuras y activos inmobiliarios. Tanto es así que anunció el lanzamiento de un primer fondo de fondos de capital riesgo en el primer trimestre del año, que llega ahora.

“Se trata de un tipo de activos muy poco líquidos, pensados para invertir a largo plazo, pero que suponen una alternativa ante la baja rentabilidad esperada en los activos tradicionales, especialmente en la renta fija”, indicaban entonces desde la gestora.

El área de gestión de activos de BBVA retoma así su apuesta por el capital riesgo con su cuarto fondo dedicado a este ámbito. En 2016 lanzó un vehículo de 50 millones que invertía también en fondos que a su vez toman compañías no cotizadas. Y en 2006 lanzó el BBVA Capital Privado, que cotizaba en el Mercado Alternativo Bursátil.

BBVA no es el único banco español que ha vuelto su mirada al capital riesgo para tratar de ofrecer rentabilidades más atractivas ante un panorama complicado para la renta fija. Su principal competidor, Banco Santander, lanzó en diciembre Tresmares. Esta gestora contará con vehículos por más de 1.000 millones, divididos en dos estrategias: deuda privada y capital riesgo tradicional, orientados a ofrecer fórmulas de financiación no tradicional a pymes.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO