Guillermo Vicandi, CEO y cofundador de Bnext.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Banco de España ha registrado a Bnext como entidad de dinero electrónico. El neobanco de capital español se ha dado de alta con el nombre de Bnext Electronic Issuer, en un movimiento destinado a ganar control operativo, según explican fuentes de la entidad.

Hasta ahora, Bnext ofrecía una tarjeta de crédito asociada a una cuenta bancaria, si bien estos productos se comercializaban gracias a la alianza con un tercero (la entidad Pecunia), que proporcionaba los mismos a través de un servicio de marca blanca. Con la obtención de la licencia como entidad de dinero electrónico, el neobanco español «podrá ser el emisor de sus propias tarjetas», explica Guillermo Vicandi, CEO y cofundador de esta fintech.

Al ser entidad de dinero electrónico, Bnext tendrá que ampliar en unas 15 personas más su plantilla actual (con lo que superarán las 120 personas este año) al tener que incorporar a especialistas en cumplimiento normativo, riesgos y protección de datos, entre otros perfiles profesionales. A cambio, la start up ganará un diálogo directo con el supervisor bancario y podrá desarrollar productos y servicios específicos, sin depender de la capacidad innovadora de un tercero.

La obtención de la licencia permitirá a Bnext adoptar los medios de pago móviles más extendidos en el mercado español. Así, la entidad está cerrando los últimos flecos para ofrecer a sus clientes Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay.

Cuenta compartida

Los planes del neobanco pasan por extender su catálogo de productos. Además de la tradicional tarjeta asociada a una cuenta, la entidad trabaja ya en opciones innovadoras dentro del sector. «Estamos ultimando una cuenta compartida que puede ser permanente o temporal. Esto puede ser muy útil, por ejemplo, para un viaje de amigos. Quienes la abran podrán establecer reglas propias, como límites de gasto», añade Vicandi.

Aunque la licencia obtenida por Bnext permite una operativa limitada y no es la de un banco comercial completo, sí pondrá al alcance del neobanco ofertar por primera vez una cuenta corriente. «Hemos alcanzado un acuerdo con un banco tercero para que nos proporcione un IBAN [número de identificación bancario] con el que nuestros clientes podrán domiciliar su nómina y cualquier recibo», señala Vicandi, que avanza que este servicio estará disponible antes de verano.

Bnext supera actualmente los 400.000 clientes en España, que mueven ya un volumen de 20 millones de euros a la semana. La entidad está ahora en pleno proceso de expansión a México. El objetivo es superar los 100.000 usuarios durante el primer año en el país norteamericano.

El crecimiento experimentado por el neobanco durante el último año ha obligado a sus responsables a redimensionarlo y cambiar de sede, en una mudanza que se producirá las próximas semanas. Las nuevas oficinas se localizarán en la madrileña calle Zurbano.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO