COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4Finance, uno de los grupos de préstamos de consumo digital más grandes de Europa y con presencia en la Argentina a través de su marca Vivus, analizó el comportamiento de los clientes que tienen un préstamo tomado con la empresa y los ayudó en el proceso de migración desde un método presencial a uno digital, sin necesidad de ir a una sucursal física.

Un análisis del comportamiento histórico de los clientes revela que el 60% utilizaban métodos de pago presenciales para abonar sus préstamos (sucursales de Pago Fácil o Rapipago), 30% lo hacía a través de transferencias bancarias y el 10% restante por medio de pagos digitales (Mercado Pago y Pago mis cuentas). Desde el inicio de la cuarentena, el viernes 20 de marzo, y tomando como universo 5.000 pagos ingresados, esta realidad cambió sustancialmente y el pago presencial se redujo hasta el 30%, mientras que las transferencias bancarias se incrementaron hasta el 50% y los medios digitales llegaron al 20%.

La pandemia por Covid-19 generó transformaciones repentinas en todos y en un país en donde más del 80% de la población utiliza el efectivo como principal medio de pago, ayudar a nuestros usuarios se convirtió en un objetivo en el corto plazo que encaramos para cuidar su salud, sin dejar de cumplir con sus compromisos financieros”, afirma Salvador Calogero, country manager de 4Finance Argentina.

Para lograr este cambio de hábito en el uso de los medios de pago trabajamos en la comunicación y educación a nuestros clientes los cuales, en muchos casos, se encontraban ante un nuevo escenario y en el que surgieron dudas que llevó a un proceso de acompañamiento, paso a paso. Por ejemplo, muchos de ellos desconocían cómo ingresar y generar la clave del ‘home banking’ o realizar una transferencia a otra cuenta”, destaca Calogero.

Como consecuencia de este proceso de educación, los tiempos de conversación telefónica promedio con los usuarios pasó de unos 140 segundos a 240 segundos. “Este aprendizaje, que muchas veces resultó tedioso para los usuarios, finalmente fue visto como una oportunidad para ayudarlos en otros procesos digitales como el pago de las facturas, transferencias a otras personas y empresas y otras consultas que pudieran surgir de un proceso de abordaje digital”, agrega Calogero.

Como parte de esta nueva realidad que nos toca vivir asumimos el compromiso de seguir sumando acciones que fomenten y ayuden a nuestros usuarios a facilitar y favorecer su abordaje en los medios electrónicos de pago y banca digital. La falta de conocimiento y educación financiera ,que siempre ha sido una realidad que hemos postergado muchas veces, es una problemática que urge resolver entre todos los jugadores del sector sobretodo en estos momentos”, finalizó Calogero.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO