COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2018), más del 62% de la población mexicana invierte y/o ahorra en “tandas” que organizan incluso con desconocidos y que no generan rendimientos.

La pandemia nos ha enseñado que debemos estar listos para todo y eso incluye desarrollar el hábito del ahorro. Muchos carecen de disciplina y compromiso, características indispensables para hacerlo.

Ver más: Inversionistas prefirieron a las Fintechs durante el primer año de pandemia

Juan Carlos Flores, Director General de Doopla.mx, la primera Institución de fondeo colectivo que opera bajo la Ley Fintech, te invita a reflexionar y poner en marcha los siguientes puntos:

  • Crea una cuenta donde inviertas tus ahorros. Por el rendimiento y la seguridad, hoy en día una buena opción es hacerlo en plataformas digitales.
  • En cuanto recibas dinero, “págate a ti”. Es decir, destina un porcentaje de ese ingreso a ti mismo y posteriormente ejecuta tu gasto de acuerdo a un plan (siguiente punto).
  • Define o reajusta tu presupuesto mensual acorde a los gastos fijos de cada mes como los servicios de luz, agua, alimentos.
  • Considera dentro de este presupuesto un fondo de emergencia que te permita estar preparado ante diferentes situaciones como la que estamos viviendo.
  • Elimina los servicios no básicos o que no uses como las aplicaciones de entretenimiento y servicios de streaming.
  • Si después de estos pasos cuentas con capital, invierte, puedes incrementar tu inversión para hacer crecer tu dinero apoyando a quienes requieren de un préstamo sin salir de casa. La plataforma es segura, tanto para inversionistas como solicitantes de crédito pues es la primera plataforma de financiamiento colectivo en haberse sido autorizada para operar bajo la Ley Fintech.

Ver más: Empresas de fondeo colectivo, un elemento esencial en la revolución financiera

El modelo de negocio opera a través de un modelo de financiamiento colectivo reduciendo así el enorme diferencial de tasas de interés. Utiliza la tecnología para simplificar costos y procesos, pues cuenta con un servicio eficiente con bajas comisiones para sus usuarios. Su rendimiento está por encima de la banca tradicional, con el 17% en promedio anual y las tasas de interés para los solicitantes inician desde el 12% anual.

“Somos la primera Institución de Financiamiento Colectivo autorizada para poder operar bajo la ley Fintech, además de ofrecer seguridad a nuestros usuarios, ofrecemos una buena experiencia en el manejo de sus inversiones o solicitudes de crédito”, comentó Flores.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO