COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) de limpieza y orden es el más común actualmente. Quienes lo padecen se lavan las manos por encima del promedio, algunas hasta 60 veces al día, o incluso más. Antes de tocar la manija de la puerta, la desinfectan y buscan mantenerse siempre a una distancia adecuada de sus colegas. Todo esto en un intento de protegerse de supuestos peligros como bacterias, virus o suciedad.

Antes del coronavirus, dichos comportamientos a menudo se consideraban extraños, anormales o raros. Hoy la situación ha cambiado.

De anormal a la nueva normalidad

Actualmente se nos pide a todos lavarnos las manos con la mayor frecuencia posible, ya sea que hayamos tocado objetos ajenos, viajado en transporte público o empujado un carrito de supermercado. Lo que se consideraba inusual antes del coronavirus, hoy es prácticamente normal. Esto irrita a algunas de las personas que sufren de TOC, dice Antonia Peters, de la Sociedad Alemana de Trastornos Obsesivo-Compulsivos.

“Es incomprensible para esta gente que de repente casi todos caminen con guantes y cubrebocas. Algunas personas piensan: “Esa es mi normalidad y ahora todo el mundo lo hace”, dice Peters.

Nueva droga contra el COVID-19 podría reducir un 79% el riesgo de formas severas

Vacuna pasa a fase final de pruebas en humanos

OMS: “No es previsible el regreso a la normalidad en el futuro”

Tratamiento largo

Según Peters, en varias personas con TOC de limpieza y orden, su grado de compulsión se ha agudizado debido al coronavirus. “Se asean más a menudo y apenas se atreven a salir. También sucede que las personas que sufren de un trastorno obsesivo de control, desarrollan compulsividad por la limpieza.”

En cualquier caso, el tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo es un proceso largo. Y entonces llegó el virus: “Si los pacientes ya habían trabajado en sí mismos con bastante éxito en la terapia, ahora tienen la sensación de que tienen que empezar todo de nuevo y que todo su progreso no sirve para nada”, dice Peters.

Estudio sobre coronavirus

Por su parte, Lena Jelinek,del Centro Médico Universitario de Hamburgo Eppendorf (UKE), examinó la influencia del coronavirus y los nuevos temores y limitaciones asociados a pacientes con trastornos obsesivo-compulsivos. “Realizamos una encuesta en línea en la que evaluamos las respuestas de casi 400 personas. Queríamos saber cómo están las personas con TOC en esta pandemia y si su situación ha empeorado o mejorado”.

Los científicos que participaron en el estudio, que aún no se ha publicado, se interesaron, entre otras cosas, por averiguar si había diferencias entre las personas con compulsividad por la limpieza y las personas con otras tendencias obsesivas. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, la obsesión por el control. “Más de dos tercios de los encuestados dijeron que notaron un empeoramiento de sus síntomas compulsivos; entre los que tenían obsesión por la limpieza, el deterioro era aún más severo”, explica Jelinek.

Lavarse las manos se ha convertido en un ritual, y a menudo reduce la ansiedad y el miedo, pero solo por un tiempo corto: en una primera evaluación del estudio en Hamburgo, los científicos encontraron que los síntomas compulsivos solo disminuyeron en menos del siete por ciento de los participantes.

El temor es, entre otras cosas, que muchas personas desarrollen una compulsión, por ejemplo, por la limpieza obsesiva.

 

TOC: los detonantes

Los TOC se desarrollan gradualmente, y combinan muchos factores. Esto incluye, entre otras cosas, una predisposición familiar: alrededor de un cuarto de todos los padecimientos obsesivo-compulsivos surgen en la infancia. Experiencias críticas, una situación inusual o una etapa difícil de la vida pueden ser el primer detonante de un TOC. “Tal vez la separación de los padres, o la muerte de un pariente cercano. La educación también puede influir en su aparición”, explica Peters.

Estrés postraumático tras el aislamiento

El Consejo General de la Psicología ha compartido esta preocupante estimación tras haber estudiado diferentes análisis. Uno de ellos es el elaborado por investigadores del King’s College y publicado en la revista The Lancet. Tras revisar un total de 24 estudios sobre psicología de las cuarentenas, los especialistas concluyen que se reportan episodios de estrés postraumático incluso tres años después del aislamiento. En esta misma línea, otro estudio realizado recientemente por la Sociedad China de Psicología ha encontrado que “un 42,6% de 18.000 ciudadanos chinos analizados dieron síntomas de ansiedad relacionada con el coronavirus. Un 16,6% de 14.000 examinados mostraron indicios de depresión en distintos niveles de gravedad”. Unas tasas de estos trastornos en la población que, según apuntan los expertos, se han multiplicado por dos e incluso por tres y que, además, en personal sanitario podrían ser aún más graves.

El ‘síndrome de la cabaña’

También nos podemos encontrar con síntomas como ansiedad y miedo, además de una incertidumbre mayor de lo normal ante el desconfinamiento progresivo anunciado por nuestros gobernantes. En estos casos, deberíamos pedir ayuda psicológica, en opinión de la experta Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, para quien la situación que estamos atravesando nos hace susceptibles de padecer el llamado ‘Síndrome de la Cabaña’, y que implica el temor a abandonar nuestro refugio durante estas semanas para no encontrarnos con ese ‘enemigo’ que aún sigue fuera, como nos repiten a diario las autoridades.

Una situación que encaja con este periodo de confinamiento y vuelta a la normalidad por fases. Estas circunstancias, explica la psicóloga, se producen tras nuestro aislamiento prolongado en casa (que ha sido más marcado en el caso de las personas que han pasado la cuarentena en soledad), un periodo de tiempo en el que, además, podemos haber padecido pérdidas significativas. Si a esto le sumamos el miedo a que alguien de los nuestros le suceda algo o a contagiarnos nosotros mismos, somos candidatos ideales a padecer alteraciones anímicas, estados ansiosos y otros problemas de conducta que nos hagan preferir quedarnos en casa, por considerarlo el lugar más seguro en estos momentos.

Ser hipocondríaco en tiempos de coronavirus

En ocasiones la preocupación nos puede llevar a hacer cosas inadecuadas que pueden hacer sospechar que quien las lleva a cabo tiene un nivel de ansiedad más cercano a la hipocondría que a una preocupación real.

La clave está en saber distinguir si estamos ante un comportamiento excesivo o no, que nos indique que hay realmente un problema.

Todo se complica cuando se pasa “de la preocupación a la angustia, de la comprobación a la híper-observación, del hacer una consulta aislada a, remover cielo y tierra a la búsqueda de una confirmación para su grave problema de salud y, de ahí, una solución”, cuentan los psicólogos.

Pero sí que podemos pensar que aquellas personas que, por lo general, muestran más ansiedad, aprensión, miedo o dificultad para manejar la incertidumbre (lo que en psicología se conoce como un nivel alto de neuroticismo), en estos momentos sí pueden estar acercándose a ese patrón.

Sigue la pandemia en vivo aquí

Coronavirus hoy (09:30 pm Argentina):

Casos totales: 18.986.629

Fallecidos totales: 712.334

Recuperados totales: 11.477.834

Latam: casos totales/fallecidos totales

Brasil: 2.912.212/98.493

Perú: 447.624/20.228

Chile: 366.671/9.889

México: 456.100/49.698

Colombia: 345.714/11.624

Argentina: 228.195/4.251

 

Alemania hace obligatorio test de coronavirus para quienes regresen al país

Emmanuel Macron promete ayuda internacional al Líbano en su visita a Beirut

El papa pide deponer las armas nucleares para alcanzar la paz mundial

En el aniversario por los 75 años de la primera bomba atómica caída sobre la ciudad japonesa de Hiroshima

Lufthansa registró pérdidas de 3.600 millones de euros en el primer semestre

Alemania registra más de mil nuevos contagios, la cifra más alta desde mayo

México se acerca a los 50.000 fallecidos por la pandemia

El Gobierno vasco admite que está en una segunda ola de la pandemia tras dispararse los contagios

El presidente Duque presiona para reformar la justicia colombiana tras la detención de Álvaro Uribe

Francia recomienda no viajar a Aragón dos semanas después de señalar a Cataluña como destino no seguro

Facebook retira un vídeo de Trump por decir que los niños son inmunes al coronavirus

El planeta se acerca al peligroso límite de los 1,5 grados de calentamiento global

Curas villeros, hombres orquesta en los barrios pobres de Buenos Aires

TikTok abrirá un centro de procesamiento de datos en Irlanda para los usuarios europeos

# Muere por coronavirus el cacique Aritana Yawalapiti, defensor de la Amazonía

# Chile: legisladores apuestan por impuesto a los “super ricos” para financiar recuperación económica

# Líbano: al menos 135 muertos y más de 5.000 heridos deja la explosión en Beirut

# Argentina: Clases por celular: en 9 de cada 10 escuelas el intercambio se da a través de WhatsApp

COVID-19: científicos creen que el transporte público puede no ser una fuente importante de propagación

Twitter bloquea un video de Trump por violar reglas contra la desinformación

La vacuna de Novavax muestra resultados positivos en un ensayo inicial

# Argentina: Facultan a las provincias a confirmar casos positivos de coronavirus sin la realización de un hisopado

Confirman 29 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 12 horas en Argentina

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO