COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Corte Suprema de Estados Unidos falló este martes a favor de la compañía Samsung eximiendo a la empresa surcoreana de pagar 399 millones de dólares a ella . Los jueces rechazaron la demanda de Apple, que la corte estimó que la empresa surcoreana no tiene que pagar los beneficios obtenidos de sus once modelos de teléfono porque el presunto plagio solo contesta a una parte muy pequeña de los artefactos, que aseguraba que Samsung había obtenido beneficios al imitar partes del diseño patentado de sus Iphones , pero El caso ahora vuelve a la jurisdicción inferior para seguir con la pelea.

Si bien la posición de la corte tomo estado publico hace días atrás, como es usual los periodistas pro Apple no publicaron  la información en su creencia casi religiosa fundamentalista islámica que Apple todo lo puede.

La surcoreana Samsung y la estadounidense Apple, con sede en Cupertino , mantienen desde 2011 una batalla judicial por las patentes de los teléfonos móviles que les llevó por juzgados de todo el mundo y les hizo gastar millones de dólares.

Hace 5 años, la compañía de la manzana ha demandado a Samsung por haber le plagiado la apariencia de sus artefactos móviles y, en 2012, un tribunal federal ha dado la causa a Apple, al asegurar que su adversaria le había imitado el diseño de algunos artefactos para sacar al mercado modelos como el Galaxy S II.

Lo que está claro es que estos artefactos usarán a la fuerza pantallas OLED, que no son solo más nítidas y tienen mejores colores que las TFT o LCD, sino que también son más flexibles y si se diseñan de la forma adecuada, pueden doblarse.

Hace 1 mes, Samsung ha logrado la patente en EEUU para dos ideas : un diseño de teléfono que se podía doblar y, también, una pantalla que hacía eso mismo, el jueves 24 de noviembre. En otras palabras, Samsung tenía ahora la ‘autorización’ para lanzar un teléfono con una pantalla inmensa que se doblaba sobre sí misma para ocupar menos.

Samsung está acusada de haber robado tres atributos patentadas: el aspecto redondeado de las esquinas de los iPhone, el diseño del bisel que agarra la pantalla al resto del teléfono y la disposición de los coloridos iconos de las aplicaciones en la pantalla del celular.

Como resultado del juicio, un juzgado ha ordenado a Samsung pagar a Apple una indemnización de cerca de mil millones en un comienzo.

Samsung ya ha pagado a Apple más de 548 millones de dólares en diciembre de 2015 y ahora está tratando de que el Tribunal Supremo le permita impedir el pago de los otros cerca de 400 millones de dólares, que es la totalidad de los beneficios que logró la compañía surcoreana con 11 modelos de celulares supuestamente similares a los de Apple.

Fuentes: Corte Suprema, El mundo.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO