COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las principales marcas de smartphones suelen lanzar su equipos tope de gama, pero, además, versiones “mini” o bien o otros modelos de menores prestaciones, pero con un precio más accesible. La estrategia parece ser todo un éxito, especialmente para Samsung, LG y Apple, según revela un estudio de la consultora de mercado CounterPoint Research.

Samsung, aumentó su porfolio de equipos económicos de 40% del total al 54% entre 2014 y el primer trimestre de 2016. Además, los equipos con un precio menor a los US$ 200 también aumentaron su partipación en la oferta de la firma surcoreana: de 10% en 2014 a 41 por ciento en mayo pasado.

En el caso de su compatriota LG, la presencia de equipos por debajo de los 300 dólares es mayor: 65 por ciento. No obstante, no tuvo mayores cambios en el último tiempo: tanto en 2014 como en 2015, la proporción fue de 60 por ciento.

Apple, por su parte, registró cerca del 90 por ciento de sus equipos en una franja de precio de 500 dólares o más hasta el año pasado. Pero tras el lanzamiento del iPhone SE, que cuestán entre 399 y 499 dólares, sus modelos más accesibles ocupan el 30 por ciento de su portfolio.

Es lógico que los principales fabricantes debieron crear nuevos productos a precios menores debido al avance de las firmas chinas, que ofrecen no sólo costos interesantes, sino también algunas prestaciones limitadas a los productos premium.

Tampoco genera sorpresas que la participación de equipos económicos aumentara a partir de 2014, ya que a finales de 2013, Motorola lanzó el Moto G, un smartphone que revolucionó la gama media al ser el primero en su rango de precios en incluir un procesador de cuatro núcleos, hasta entonces presente sólo en los terminales de alta gama.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO