COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Según un documento oficial divulgado por el gobierno de Donald Trump el viernes 23 de noviembre, quedaron bloqueados los envíos de remesas de los ciudadanos cubanos residentes en el país a sus familiares a través de Western Union.

La iniciativa, enviada al Registro Federal por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro, cancela licencias que hasta ahora permitían que entidades y subentidades bajo la órbita del ejército o los servicios de seguridad cubanos obtuvieran fondos por actuar de intermediarios de las remesas, o por recibir comisiones por procesar transacciones de remesas.

Ver más: Plataformas fintech, la alternativa para el envío de remesas ante la contingencia

La sanción del gobierno norteamericano se vino particularmente sobre Fincimex y hacia cualquier otra entidad controlada por el mando militar cubano.

Una startup cubana logra lo que el gobierno cubano no puede: evadir el “bloqueo comercial, económico y financiero” haciendo llegar remesas a Cuba mediante Bitcoin. Se trata de BitRemesas, fundada por los programadores freelancers cubanos Erich García y Edo Pujol.

Organiza transferencias de dinero en forma de criptomonedas como bitcoin, Ether, Doge y otras. “Existe una comunidad cada vez mayor de partidarios del criptodinero en Cuba”, dice Erich García.

“El proceso es similar en nuestro sistema, excepto que no hay un banco de por medio”, explica García. “El dinero se nos envía digitalmente en forma de criptomoneda y nosotros nos encargamos de pagarlo físicamente al cliente en Cuba.”

Ver más: ¿Está el mercado de remesas preparado para el fenómeno blockchain?

García explicó en una entrevista realizada por por el portal Todo Startups : “Principalmente cubre (…) el espacio o hueco vigente a partir de las sanciones de Estados Unidos a los bancos de Reino Unido y Francia o cualquier entidad en adelante, con respecto al envío de remesas hacia Cuba. Ya eso no es un problema, cualquier persona puede enviar Bitcoin a través de BitRemesas y se recibe e Cuba (…)”. 

Cuando se le preguntó cómo descubrieron la oportunidad de negocio, respondió: “Con las criptomonedas no hay banco sancionable, no hay disposición legal aplicable, no hay regulación imputable, total libertad financiera que, en este caso, es para un bien, pero es sabido que puede ser utilizada para ejercer el mal, no nos cabe la menor duda de eso”.

Por qué bitcoin

Es la moneda que nos permite “internacionalizarnos” sin mucho esfuerzo, es la más popular, aunque no hemos descartado el uso de ETH, LTC y miles más. Todo viene en camino, explicaba.

Nuestro modelo de negocio es muy sencillo. El remitente envía una remesa a su familiar en Cuba, ese criptoactivo llega a una billetera centralizada, que luego “oferta la cantidad” enviada en forma de subasta a miles y miles de compradores de criptomonedas que pujan por adquirir ese activo al mejor precio posible para ambas partes.

Una vez que se concreta esa venta, el ganador está en la obligación de enviar la remesa que corresponde al beneficiario de Cuba, y el resto del dinero en dicha puja es la ganancia de la plataforma BitRemesas.

“Las criptomonedas nos brindan ciertas libertades que normalmente no tenemos, ya que el uso de instrumentos financieros como Visa, Mastercard, Paypal u otros mecanismos de pago es difícil para los cubanos”. Para García, esta es la gran ventaja de las criptomonedas en general y de BitRemesas en particular. “Es una plataforma completamente desregulada. No hay nadie que pueda bloquearla o sancionarla, ya que la criptomoneda no se puede regular y BitRemesas se basa en criptomonedas”.

“Cada vez más cubanos utilizan las criptomonedas para comprar o pagar servicios en Internet”, dice García. Y tiene también otras ideas, como pagar la factura de la luz, recargar el crédito del teléfono celular o similares, con la ayuda de criptomonedas. “Es una moneda alternativa a la que tenemos acceso en Cuba y que nos ofrece nuevas oportunidades”, concluye.

Las sanciones de Estados Unidos contra la institución financiera cubana Fincimex, que llevaron al cierre de sucursales de Western Union en la isla, son solo la última de una larga lista de medidas de Washington contra el sector financiero cubano.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO