COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El tercer retiro del 10% de los fondos previsionales o tu devolución de impuestos representa para muchos una oportunidad para analizar opciones de inversión diferentes a las tradicionales. En esa línea, hay quienes están interesados en el crowdfunding, opción que otorga una atractiva rentabilidad y que, además, en ciertas plataformas, representa una ayuda para los emprendedores.

En ese contexto, para orientar y aportar en un mejor entendimiento de la materia, RedCapital.cl –firma que facilita financiamiento a los microempresarios y pequeñas/medianas empresas a través del crowdfunding- detalla los tipos de instrumentos disponibles y sus características.

El primer paso para invertir en financiamiento colectivo es poder diferenciar las distintas opciones del mercado. Si bien este tipo de instrumento tiene sus orígenes alrededor de 1997, cuando comenzó a usarse la terminología crowdfunding para referirse a la cooperación colectiva con el fin de conseguir dinero u otros recursos para un proyecto, hoy ya se ha consolidado como una excelente manera de invertir y cuenta con varias opciones”, comenta el gerente general de RedCapital.cl, Gustavo Ananía.

Ver más: Coronavirus: Pfizer comienza ensayos clínicos con fármaco administrado por vía oral contra COVID

1.- Factoring. Se trata del instrumento de inversión que más destaca en el abanico del crowdfunding. En este, los inversionistas compran facturas, o parte de ellas, emitidas por una Pyme. En esta alternativa es muy importante fijarse en quién es el pagador de la factura, ya que finalmente será la empresa la que pagará y no la pequeña o mediana empresa que vendió dicho documento. Se trata de una inversión a corto plazo, solamente de 30 a 90 días, por lo tanto, el inversionista mantiene la liquidez y obtiene una rentabilidad fija.

2.- Leasing. En segundo lugar, resalta esta opción que tiene relación con una propiedad. ¿Cómo funciona? Acá el inversionista compra un inmueble y obtiene un arriendo por este, lo que corresponde a su rentabilidad. Se trata de una inversión un poco más larga, generalmente entre uno y dos años, siendo muy segura porque siempre la propiedad queda a nombre del inversionista, por lo tanto, el riesgo de perder el capital invertido es prácticamente cero. No obstante, hay menor liquidez.

3.- Créditos. Por último, están los créditos, que se entregan a microempresas y pymes, donde algunos son con garantía inmobiliaria lo que permite acotar fuertemente los riesgos.

Ver más: Las “Big Tech” disparan sus beneficios en el primer trimestre 2021

“El beneficio de estas alternativas es que son de renta fija, opción que se caracteriza por buena rentabilidad y por ser de corto plazo. De todas formas, siempre hay riesgos”, explica Ananía.

En ese marco, también agrega que “además de fijarse en las características de cada instrumento y la duración de la inversión, hay que preocuparse de que los criterios de riesgo de las plataformas crowdfunding. Siempre es importante que los emprendedores que buscan financiamiento tengan capacidad de pago. Asimismo, no es recomendable apostar por una sola opción. El mensaje y la recomendación al inversionista siempre es diversificar”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO