COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El dinero billete tal como lo conocemos hoy tuvo su origen en  China, donde lo llamaban “dinero volante”, y es tan antiguo como del siglo VII.

Hoy, China vuelve a ser el país el que está liderando lo que parece ser una nueva revolución para la economía del planeta: la moneda digital.

El yuan digital, que podría ver un despliegue más amplio en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Beijing, también está impulsando a EE.UU. a considerar la creación de un dólar digital.

Ver más: El yuan quiere destronar al dólar como moneda de referencia mundial

Pero en lugar de desafiar el dominio del dólar estadounidense y neutralizar las sanciones, el yuan digital parece tener un potencial más geopolítico, ejerciendo influencia sobre las empresas multinacionales y los Gobiernos que quieren acceder a los 1.400 millones de consumidores de China.

“Si piensa que EE.UU. tiene mucho poder a través de nuestras sanciones del Tesoro, aún no ha visto nada”, dijo la semana pasada Matt Pottinger, ex asesor de seguridad nacional adjunto de EE.UU. en la Administración de Trump en una audiencia de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China. “Esa moneda se puede apagar como un interruptor de luz”, agregó.

Sin embargo Pekín avanza a pasos agigantados, y planea acelerarlos aún más. Su nuevo plan quinquenal, presentado el mes pasado y que dirigirá la economía nacional hasta 2025, prevé “promover la investigación y desarrollo de la moneda virtual”, en una señal de la importancia que el Gobierno concede a este proyecto.

Hace un año el Banco Popular de China (BPC) empezó a probar esta moneda en proyectos pilotos de cuatro ciudades del país: Suzhou, Chengdu, Shenzhen y Xiong’an, una urbe de nueva creación en las afueras de Pekín. La semana pasada se sumaron otras seis regiones, entre ellas Shanghai y Xi’an. Ya se han repartido más de 100 millones de yuanes (unos 12 millones de euros). En noviembre se habían contabilizado cuatro millones de operaciones, por valor de 2.000 millones de yuanes. Si todo continúa de acuerdo a lo previsto, la primera prueba internacional de la moneda virtual, que tendrá el mismo valor que el yuan de papel, podría llegar en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, en febrero de 2022.

Ver más: China prueba su moneda digital para e-commerce

El yuan digital puede utilizarse en las zonas piloto ya para pagar facturas, transporte, tasas oficiales o para comprar productos en diversas tiendas físicas. De momento, las operaciones solo tienen lugar entre los consumidores que han recibido los monederos virtuales y comercios invitados a participar en la prueba.

¿Por qué puede ser una amenaza para el dólar?

Pekín pretende posicionar el yuan digital para su uso internacional, donde el dólar estadounidense ha tenido supremacía hace décadas.

De acuerdo con el sitio de noticias Bloomberg, la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está monitoreando de cerca el desarrollo de esta moneda pues algunos funcionarios estarían preocupados de que la divisa represente una atractiva oferta a largo plazo para algunos países, derrocando al dólar como la moneda de reserva dominante en el mundo.

En conversación con BBC News Mundo, el director del SOAS China Institute de la Universidad de Londres, Steve Tsang, explica que el lanzamiento del yuan digital es parte de la estrategia de “internacionalización” de la moneda china.

Ver más: La carrera por la moneda digital es cada vez más feroz

“El problema con la internacionalización de la moneda tradicional es que China tendría que permitir su libre comercio, lo que el partido comunista no aceptará porque reducirá su control. Pero el uso de la versión digital permitirá que sea mucho más fácil y amplio para el comercio internacional sin que el partido ceda su control”, asegura.

“China y Xi Jinping tienen grandes ambiciones, quieren que el país sea un actor global de primer nivel y un tomador de reglas en el mundo, por lo que no me sorprende que (el yuan digital) se lo estén tomando muy en serio”, concluye.

El propio vicegobernador del PBOC, Li Bo, ha reconocido que la motivación para el yuan electrónico, al menos de momento, es el uso interno. Pero sí admite que el uso transfronterizo puede llegar a largo plazo. “Nuestra meta no es reemplazar al dólar u otras divisas internacionales… nuestra meta es permitir que el mercado elija, hacer más fácil el comercio y las inversiones internacionales”, dijo Li.

“El estatus del dólar como moneda global clave no va a cambiar tan fácilmente”, declaraba la semana pasada Kazushige Kamiyama, responsable del proyecto de divisa digital nacional en el banco central de Japón. “De hecho, la ventaja del dólar puede fortalecerse aún más si el dólar se digitaliza”.

¿Y las criptomonedas?

Phillip Gillespie, director ejecutivo de B2C2, uno de los mayores proveedores de liquidez de criptomonedas y líder en operaciones electrónicas extrabursátiles, explicó:

“Una vez que se introduzca un yuan digital, ese será uno de los mayores riesgos en las criptomonedas”, dijo a Bloomberg.

La razón que podría explicar este riesgo tiene que ver con las posibles regulaciones que China puede imponerle a las criptomonedas, lo que podría interrumpir la liquidez de las plataformas de negociación de las divisas digitales.

A diferencia del bitcoin, una moneda concebida para garantizar el anonimato y la descentralización, el yuan digital permitirá un férreo control a su banco emisor.

El responsable del proyecto de criptomoneda del BPC, Mu Changchun, ha admitido que el diseño de la divisa virtual china contempla un “anonimato controlable”, en el que la identidad de los participantes solo quedará oculta “hasta un nivel razonable”. Las operaciones de escaso monto podrán completarse simplemente con un monedero virtual vinculado a un número de teléfono. Otras de mayor cantidad requerirán la entrega de mayores datos personales. El BPC siempre podrá conocer la identidad de un usuario si lo cree conveniente. “No es factible una divisa digital soberana completamente anónima”, indica Mu.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO