COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Bing Maps, cliente de Dell, por ejemplo, utiliza su centro de datos modular en Boulder, Colorado, para procesar las millones de imágenes que hacen posible sus detallados mapas globales.

Pero como cualquier administrador de centro de datos puede confirmar, todos esos servidores significan también una gran cantidad de consumo de electricidad. El consumo de energía de los servidores genera calor, lo que requiere de aire acondicionado para la refrigeración, lo cual puede consumir aún más potencia eléctrica.

Los centros de datos requieren algún tipo de refrigeración para mantener a sus equipos dentro de sus especificaciones de operación y para evitar una interrupción del servicio que pueda ocurrir a partir del sobrecalentamiento.

Tradicionalmente, los administradores de centros de datos han provisto tanta refrigeración como les ha sido posible en su hardware, lo cual les ha añadido más carga energética.

Estos desafíos en los centros de datos están ocurriendo en el contexto de una creciente atención mundial en la eficiencia energética, visto desde el punto de vista ambiental y financiero. Con una típica división de las funciones, los administradores de centros de datos no son responsables del gasto en energía, pero los gerentes de operaciones y otros ejecutivos están viendo los costos ambientales y financieros de sus centros de datos como un área madura para el cambio.

Las buenas noticias: En los últimos años los operadores de centros de datos han realizado grandes mejoras en la eficiencia energética, ya sea mediante el aprovechamiento de las mejores prácticas como configuraciones de aislamiento frío/caliente, las innovaciones en la gestión de la energía a través de soluciones de software o tomando ventaja de los modos de economización en unidades de refrigeración y más.

De hecho, el centro de datos personalizado de los servicios de Bing Maps de Microsoft utiliza enfriamiento por aire fresco (el aire aspirado desde el exterior del edificio) en lugar de enfriadoras de alto consumo energético, entre otras innovaciones de Dell, para ofrecer una reducción del 80% en el consumo de energía con cinco veces más capacidad de procesamiento que la que tenía antes.

Mediante el uso de las capacidades de hardware Fresh Air de Dell, los centros de datos pueden funcionar a temperaturas más altas, tolerar picos y tomar ventaja del enfriamiento con el aire exterior, lo que podría traducirse en un ahorro de costos operativos de aproximadamente 350 mil dólares por megawatt de TI instalado por año. *

El aire fresco de las montañas que disfruta Bing Maps debido a su ubicación, no es un requisito para aprovechar la capacidad Fresh Air de Dell. Dell nos muestra cómo con una demostración en vivo justo en el campus de su sede corporativa.

Con temperaturas de verano llegando a más de 104 °F (40 °C), la compañía basada en Round Rock, Texas, utiliza un edificio anexo de 2.5 x 3 metros para demostrar la capacidad Dell Fresh Air.

La Casa Caliente Fresh Air es un proyecto en curso de Dell, con su socio de Intel, para mostrar la tolerancia a temperaturas y humedad extrema que tiene el hardware Dell, mientras se desempeña a máxima capacidad en un medio ambiente sin aire acondicionado.

La Casa Caliente logra esto mediante la captación del aire exterior a través de los respiraderos en la parte inferior de la casa, usando ese aire para enfriar los equipos, y luego descargando el aire caliente a través de rejillas de ventilación en el techo. Los servidores Dell PowerEdge de la Casa Caliente utilizan los eficientes procesadores Xeon E5-2600v2 de Intel , que ofrecen hasta un 45% más de eficiencia energética que los procesadores Xeon de la generación anterior. ** Los servidores Dell PowerEdge ofrecen la administración de energía líder en la industria a través de Intel Node Manager y el software Dell OpenManage Power Center. El uso de la gestión inteligente de la energía a  nivel de la plataforma ayuda a los administradores de TI a aprovechar valor y rendimiento extra en sus racks, reduciendo el costo total de propiedad y costos operacionales a través de una mejor gestión de la energía y la refrigeración.

Durante el verano de 2013, los equipos dentro de la Casa Caliente estaban expuestos y funcionando durante varias horas al día a temperaturas cercanas a los 113 °F (45°C).

“Lo que estamos mostrando a nuestros clientes es que la refrigeración por aire fresco no es sólo un tema ecológico con menos emisiones de gases de efecto invernadero; en realidad es una manera de tener TI más efectivas en términos de costos”, explicó Jon Fitch, Director e Ingeniero Eléctrico de Dell.

“Los clientes nos decían que eran desafíados por los gastos operativos y capacidad del centro de datos, y que necesitaban una solución”, agregó Fitch. “Hasta el 37% de la energía en un centro de datos típico se utiliza en el aire acondicionado. Así que exploramos y preguntamos, ¿Podemos deshacernos del aire acondicionado de alguna forma?”

Las empresas que buscan una manera de enfriar los costos, pueden ponerse en contacto con su representante de ventas de Dell para una visita a la Casa Caliente Dell Fresh Air.

Por Javier Pezua, Brand Manager de las Soluciones de Servidore de Dell para América Latina

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO