COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(TyN desde Dubái) Alrededor de 2.300 visitantes recorren los pasillos del Internet of Things World Forum (IoTWF) durante los tres días del evento que comenzó el domingo pasado. Han estado presentes gobernantes –con predominancia de Medio Oriente- directivos de corporaciones (Cisco, Intel, Siemens, Schneider Electric, IBM y Panduit, entre otros), y firmas que demuestran sus novedades relacionadas con Internet de las Cosas.

Dubái es una ciudad inteligente. Y preanuncia el futuro. La ciudad que aloja al IoTWF sorprende a los visitantes con su perfil plagado de altísimos edificios. En la actualidad existen unos 400; hace 25 años había uno solo. El dato muestra el crecimiento de esta urbe, enclavada en un desierto, donde la modernidad asombra. No en vano es considerada una de las principales ciudades inteligentes del mundo.

Las funcionalidades de SmartDubai deberán estar listas en 2017 para todos sus ciudadanos, comentó Ahmad Bin Byat, vice chairman y Managing Director de Dubai Holding, un grupo inversor establecido en 2004 por el gobierno de Dubái, con intereses en 24 países. En octubre, las autoridades dieron comienzo a una política amplia de datos abiertos –públicos y privados- para desarrollar aplicaciones. “El objetivo no es colectar datos, sino que a partir de éstos se debe mejorar la vida de los ciudadanos; Internet de las Cosas debe enfocarse en la felicidad de las personas” indicó Bin Byat.

 

Ahmad Bin Byar, Vice Chairman & Managing Director de Dubai Holding

Parte de los avances para la ciudad digital consisten en soluciones de energía (smart grid), con la colocación de paneles solares en los hogares para consumo propio, además de calles inteligentes basadas en la plataforma Smart Connected Cities de Cisco.

El papel de Dubái como ciudad inteligente fue destacado por John Chambers, Executive Chariman de Cisco, a través de un video en la web, al indicar que era una urbe líder en digitalización gracias al Gobierno y la colaboración privada.

Como es habitual, Chambers resaltó que IoT es una gran oportunidad para los líderes políticos y empresariales por la revolución digital que conlleva. Vaticinó que los servicios y la tecnología relacionados con IoT sumarán US$ 7.300 billones para 2017.

Hacer feliz a la gente con IoT fue el primer tópico que utilizó Inbar Lasser-Raab, VP de Infraestructura y Marketing de Soluciones Digitales de Cisco, en su presentación. Después enumeró la importancia de los datos y herramientas de analíticas, ya que en la actualidad solo el 1% de los datos recolectados son usados de manera inteligente. Por último, IoT será una pieza clave en el cambio de los modelos de negocio: “todo lo que se venda debe ser tratado como un servicio”, explicó la ejecutiva.

Lasser-Raab destacó la importancia de IoT con algunas cifras: el mercado se duplica al año y las fusiones y adquisiciones con IoT como eje sumaron US$ 40.000 millones este año. Después de mencionar la tecnología vestible y las ciudades inteligentes como catalíticos de Internet de las cosas, aventuró que 2016 será el año de IoT para B2B.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO