Federico Gomez Schumacher, director general de PayPal para México y Brasil
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

TyN Magazine en entrevista exclusiva con Federico Gómez Schumacher, director general de PayPal para México y Brasil, habló sobre el futuro de los pagos electrónicos.

Lo que estamos viendo es un fenómeno global en lo que se refiere al covid-19 y el comercio electrónico. En principio es un impacto, fundamentalmente, en las personas. Si bien era inexorable la adopción del comercio electrónico y los nuevos medios de pagos, el coronavirus acelero le proceso de forma exponencial.

Nosotros fuimos una de las primeras empresas en enviar todo el equipo, incluido el de atención al cliente a trabajar desde su casa. Nos importa cuidar a nuestra gente por encima de todo.

El cambio es forzoso en la vida y en los negocios

Inteligencia Artificial mejora la experiencia del cliente

Banistmo se alía a PayPal en Panamá

Hay varias formas en la que se ve cómo impacta la pandemia en el ecommerce y pagos electrónicos: uno es el tiempo de impacto, eso determina donde esta esa región hoy. En China por ejemplo, tuvo una baja en un principio y ahora está comenzando a repuntar vertiginosamente. El 1 de mayo tuvimos el mayor movimiento de transacciones a esta altura del año, cuando siempre se ve más a fin de año, por ejemplo en el CiberMonday. Nunca habíamos visto algo así como lo que paso este año.

Como en todo en esto hay ganadores y perdedores. Turismo y entretenimiento están en el peor momento de su historia. En cambio todo lo relacionado al ecommerce, el streaming, los servicios, videojuegos, están en un crecimiento muy acelerado.

Tenemos que tener en cuenta para analizarlo cuando se genera el punto de inflexión. El covid fue el que marco este año un antes y después. Estamos viendo una aceleración de entre 3 a 5 años, o sea que se adelantó todo más de lo imaginado. Nosotros siempre estimulamos a la gente a que pruebe y vea lo fácil que es hacer una transacción a través de PayPal. Una vez que lo probaron comienzan a utilizarlo de manera frecuente. Como es lógico en estos canales los jóvenes son los que movilizan mayormente la adopción de este método de pago, pero ahora con la pandemia grupos etarios mayores ya se están acostumbrando a su utilización.

En cuanto a los retailers ya hay una infraestructura formada, cualquier empresa puede usar nuestra tecnología sin ningún inconveniente. Latinoamérica esta lista, el problema de la región es más de logística y no de medios de pago. Hoy ya puedo manejar todo un negocio desde mi smartphone, por lo que va a haber una gran demanda de estas plataformas para poder crecer en esta crisis en la que nos encontramos.

La adopción de pagos electrónicos y del comercio electrónico era inevitable, esto solo lo aceleró. Iba a suceder independientemente de lo que cada uno de nosotros haga. Estamos en una trayectoria hacia un mundo donde esta va a ser la forma de comercializar indefectiblemente. Se va a tratar de hacer todas las transacciones a través del celular y dejar de lado el efectivo. La estrategia de interactuar con los comercios en forma física o virtual va a ser casi similar.

Cuando vemos otras sociedades, más pequeñas, el efectivo está desapareciendo gradualmente. En Latinoamérica no va a pasar en el corto plazo, sobre todo en grandes masas de población, donde el efectivo es moneda corriente. Si se pudiera acelerar más el uso del dinero electrónico va a ser más económico para todos, personas y gobiernos. La inclusión financiera va a suceder porque hay una necesidad imperiosa en todos los ámbitos. Los gobiernos se están moviendo, no tan rápido como quisiéramos, pero hace falta una educación financiera que, en otro momento llevaría más tiempo, pero ahora por la necesidad de la crisis la gente va a aprender mucho rápido.

La pandemia produce cambios que se van a quedar definitivamente en la sociedad. Nosotros estamos buscando de poder lograr una mayor facilidad y fluidez de los pagos virtuales. En este momento es imposible de predecir el futuro ya que no sabemos cómo vamos a salir de esta crisis. No creo que los comercios físicos vayan a desaparecer, es más, muchas personas van a querer salir a comprar.

Nosotros no somos un banco, pero trabajamos con muchos de ellos. La gente va a querer seguir sabiendo que existe un banco físico donde guardar su plata. Creo que sigue habiendo un espacio para aquellas instituciones que sepan que es lo que está pasando y puedan evolucionar. En cuanto a los activos digitales no sabemos hacia dónde vamos, capaz nos estamos yendo muy periféricamente y tengamos que volver un poco más al centro, pero no lo sabemos.

Esta pandemia nos toca en forma individual de maneras muy diferentes y es lo que más nos preocupa como empresa ayudar que esto impacte de la manera menos negativa en la sociedad.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO