Edgardo Folla, Director de Marketing para Argentina, Uruguay y Paraguay de Philips TV.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

TyN Magazine realizó una entrevista exclusiva con Edgardo Folla, Director de Marketing para Argentina, Uruguay y Paraguay de Philips TV, en donde contó, entre otras cosas, sobre el balance de las operaciones de la compañía en la región y cómo se deberá adaptar la industria al lanzamiento de nuevas plataformas OTT y a los cambios en los hábitos de consumo de video.

¿Cómo ha evolucionado el negocio de la compañía en Argentina, Uruguay y Paraguay?

Desde las oficinas de Philips TV, que se encuentran en Buenos Aires, trabajamos para Argentina, Uruguay y Paraguay, aunque el núcleo del negocio está en Argentina por términos de volumen. El tamaño de este mercado es grande ya que se comercializan aproximadamente 3 millones de televisores al año. Este año, llevamos a cabo un trabajo muy fuerte para recuperar participación del mercado ya que habíamos desacelerado la operación por elección propia debido a condiciones macro económicas del país. Ahora nos encontramos en el 20% de market share, mientras que hace un año, teníamos el 10%. Hubo un crecimiento bastante importante en el periodo. Nuestra posición, en estos momentos, es ligeramente mejor que en 2014, cuando tuvimos 17%. Además, si sumamos Philips y AOC, que son las dos marcas de televisores que comercializamos, estamos en 23% de market share.

¿Cuáles son las tendencias que están viendo que se asentarán en la industria?

En cuanto a conectividad, desde 2010 que fue cuando se comenzaron a vender los Smart TVs, estos equipos vienen creciendo de forma sostenida y, en la actualidad, representan entre un 75 y 80% de los 3 millones de unidades. Todavía existe un segmento de televisores tradicionales, que suelen encontrarse entre las 24 y 43 pulgadas. Sin embargo, cada vez se va achicando más este tipo de consumidores. Tomando en consideración la resolución de pantalla, hace varios años el estándar era HD, luego paso a ser Full HD y ahora lo máximo en resolución de imagen que se comercializa es UltraHD o 4K. Estamos desfasados en cuanto a tendencias mundiales porque este año más del 50% del volumen a nivel mundial de pantallas van a ser fabricadas en UHD. En Argentina, en 2017, nos encontraremos en torno al 10 o 12%. La proyección indica que para el año que viene estaremos entre un 15 y 20%. Comparados con las tendencias globales, en conectividad estamos adecuados, pero en resolución un poco atrasados, lo cual tiene que ver con los precios altos y la disponibilidad de contenidos en 4K. La realidad es que mientras los fabricantes produzcan cada vez más equipos y haya más programas, series y películas en esta resolución el precio va a ir bajando y la adopción subiendo. Finalmente, hablando sobre tamaño de las pantallas, lo que se aprecia es que, que para 2018, los televisores que superen las 39 pulgadas van a ser el 50% o más del volumen de ventas.

¿Cuál cree que será la innovación más disruptiva para la industria?

En la actualidad, la competencia por el diseño y por desarrollar un televisor que sea extra delgado está llegando a niveles casi imbatibles, lo que está en el futuro y ya se puede visualizar en algunas exposiciones del mercado, es la creación de una pantalla que quede absolutamente integrada en la pared. La idea es que se pueda colgar y sea más fina que un cuadro. También se trabaja para que la transmisión de programación vaya directamente a un decodificador (set-top-box) que va a estar conectado a ese equipo, pero no va a estar incorporado como hoy en día en las placas del equipo que están en su parte trasera. El próximo paso en diseño es que la distancia de la tele a la pared deje de existir. Ese trabajo está muy avanzado. Por otro lado, se ha hablado durante mucho tiempo sobre que los televisores iban a desaparecer por la existencia de nuevos dispositivos desde donde se puede consumir video, sin embargo, los celulares pueden brindar una resolución muy buena pero cuando se reúnen dos o más personas en una casa, el entretenimiento lo quieren en una pantalla grande. Ese formato de consumo no vemos que desaparezca en el futuro.

¿Cómo se deberá adaptar la industria al lanzamiento de nuevas plataformas OTT y a los cambios en los hábitos de consumo de video?

Una vez que te acostumbras a los contenidos bajo demanda que brindan inmediatez y, además no tienen publicidad, es muy difícil volver al formato tradicional. Lograr tener alianzas con las plataformas OTTs va a ser un diferencial para los fabricantes. Los televisores van a dejar de tener sintonizador, la conexión al cable o a la antena tradicional, y cada vez serán más potentes en lo que es conectividad para que soporten un ancho de banda mayor para que toda la programación sea por streaming y que el usuario pueda adaptar esa pantalla a los contenidos que quiera consumir. En paralelo, los operadores de cable no se quedan atrás, como es el caso del lanzamiento del servicio Flow de Cablevision. Todavía tiene algunas limitaciones para correr en las TVs pero creo que es el próximo paso y los equipos van a dejar de tener el servicio tradicional para ir hacia esa dirección para no perder la batalla y seguir agregando valor en el nuevo esquema de consumo.

¿Se encuentran desarrollando televisores 8K?

Contamos con prototipos 8K en el mundo. Claramente es para donde la industria va a ir caminando. Primero se tiene que consolidar 4K y, para esto tiene que ir desapareciendo HD y, después Full HD. Hay dos cosas que se relacionan para impulsar esta tendencia: la generación de contenido y la producción de pantallas. Sin desarrollo de series y películas, el producto no tiene sentido ya que el usuario no lo puede aprovechar. Para llegar al 8K primero se debe asentar mejor el 4K. Estimo que lo veremos en Argentina en producción después de 2022.

¿Están trabajando con sus productos para adaptarlos para desarrollar el Hogar Inteligente?

Se está trabajando en nuestros Centros de Investigación y Desarrollo en Taiwán y Bélgica. Lo realizan en conjunto con el resto de las divisiones de negocios de la compañía y se hace en forma cruzada para interrelacionar e impulsar que el hogar sea cada vez más inteligente con todos los productos Philips. De hecho, en algunos trade shows como CES hemos exhibido soluciones que permiten que si, por ejemplo, se toca el timbre de la casa esto hace que se encienda una luz en el televisor o, si está en funcionamiento el equipo, hace un destello de luz diferente para avisar que hay alguien en la puerta. Además, se los equipos pueden estar conectados con cámaras inalámbricas que estén instaladas en la casa. Además, se está trabajando para conectar TVs de nuestra marca con otros dispositivos que no sean de Philips y con dispositivos de la compañía, pero de otras categorías.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO