COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Para fin de 2016 habrá poco más de 6.400 millones de cosas conectadas a Internet en el mundo, de acuerdo con previsiones de Gartner, lo que demuestra que el Internet de las Cosas (IoT) es una tendencia que continuará con su crecimiento explosivo en los próximos años. De hecho, la consultora espera que IoT genere gastos en servicios por US$ 235.000 millones este año.

En este escenario, las empresas enfrentan el desafío de aprovechar la enorme cantidad de datos que generarán todo tipo de dispositivos conectados – desde automóviles y dispositivos médicos, hasta los medidores inteligentes y los grandes contenedores con los que se mueven mercancías de un punto a otro del mundo –, organizarlos, limpiarlos, procesarlos y analizarlos para ser más competitivas y rentables, al tiempo de conocer el rumbo que está tomando el mercado.

Algunas compañías comenzaron a abordar la solución para esta avalancha de datos en crecimiento. SAS, por ejemplo, lanzó su plataforma de analíticas para IoT, que consiste en un nuevo paquete de productos de software para analizar cantidades masivas de datos provenientes de sensores y dispositivos conectados a IoT.

De acuerdo con la empresa, varias empresas en el mundo han obtenido resultados con la plataforma. Por ejemplo, Konecranes, un fabricante de grúas industriales con sede en Finlandia, ha utilizado la suite para fundamentar las decisiones que se toman a partir de los datos obtenidos de los sensores.

Otras compañías que utilizan SAS Analytics for IoT incluyen a CPS Energy, firma que está creando una red eléctrica flexible que integra una gran cantidad de sensores en San Antonio, Texas, y echan mano de la analítica para procesar los datos de toda su red – desde el “borde” donde los sensores generan los datos hasta la base de datos que está dentro de su red.

Por su parte, el equipo de cuidados médicos de Geneia puede interpretar los cambios de la condición de un paciente, intervenir oportunamente y prevenir un mayor deterioro.

En tanto, los ingenieros de producción del fabricante de almacenamiento de datos Western Digital utilizan SAS para identificar oportunamente las posibles fallas del proceso de producción, para tomar decisiones que eviten los problemas de calidad.

Básicamente, la plataforma permite descubrir los datos que son importantes mediante un filtrado inteligente. También permite entender las señales dentro de los datos. Así, las organizaciones pueden extraer y analizar datos de IoT a través del ecosistema conectado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO