COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

EFE – La Comisión Europea contempla que se necesitarán unos 10.000 nodos de “edge” en la UE en 2030, lo que significa que “España se enfrenta al reto de construir unos 1.000 en nueve años”, según estimaciones hechas públicas por el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, teniendo en cuenta parámetros como población y peso económico del país.

Se trata de una tecnología muy innovadora, que será clave para la reducción de latencia o retardo en las transmisiones de datos y sobre la que de momento no se han fijado previsiones de inversión en España, según han explicado fuentes de la Secretaría de Estado.

Ver más: Apple elige Alemania para centro europeo de diseño 5G

Aunque se trata de estimaciones, es “realista” pensar que en España se puedan construir 1.000 nodos de “edge” en 2030, e incluso se puedan superar estas expectativas “si las cosas se hacen bien”, indica Hugo de los Santos, director de productos y servicios de Cloud y Ciberseguridad en Telefónica Tech.

¿QUÉ ES EL ‘EDGE COMPUTING’?

Se trata de una tecnología que permite que los datos que se producen en los dispositivos sean procesados en ‘minicentros’ que se instalan cerca de donde estos se generan.

Hasta ahora, estos datos viajan a un nodo central para su procesamiento, y después vuelven a su lugar de origen, un proceso, que además de consumir ancho de banda, requiere un tiempo, que se denomina latencia. Con el ‘edge computing’ se pretende evitar este recorrido.

En España, el “edge computing” (computación al borde) es relativamente reciente, Telefónica ha empezado hace “casi un año” con los despliegues de nodos para proyectos piloto de caso de uso con 5G, explica el director de productos y servicios de Cloud y Ciberseguridad en Telefónica Tech.

En la actualidad, la teleco tiene instalados tres nodos comerciales de ‘edge’ (Madrid, Barcelona y Sevilla) que se suman a otros desplegados en fase de pruebas para sus casos de uso de 5G, entre ellos un nodo en Galicia, en fase “precomercial”, que está siendo utilizado para un proyecto que tiene con Navantia de construcción de una plataforma digital para el diseño y fabricación de buques.

Ver más: Telefónica avanza en las redes 5G autogestionadas

No es fácil conocer cuántos nodos se están comercializando en España, aunque su número pueda no superar a la decena, según apuntan fuentes del sector, y mucho menos la inversión requerida.

Orange y Vodafone no desvelan el número de nodos que comercializan, ni si quiera si los tienen, aunque aseguran que están haciendo pruebas con ‘edge computing’ y casos de uso de 5G, mientras que Telefónica tampoco detalla mucho sobre sus planes futuros, a excepción de que piensa implantar nodos de este tipo en sus cuatro mercados principales: España, Reino Unido, Alemania y Brasil.

2022

Según Hugo de los Santos, se podría decir que 2021 es el año de la “prospección” y de análisis sobre el negocio que podría suponer el ‘edge computing’, en el sentido de constatar la aceptación del cliente, y 2022 el año del “despertar” de esta computación.

La clave, según ha dicho, está en crear un ecosistema de socios, de desarrolladores y de pequeñas empresas que crean en las posibilidades del negocio, afirma.

Lo que sí está claro es que esta computación tiene que ir de la mano de la fibra y del 5G. “No tiene sentido buscar un acercamiento de los datos al usuario si se está usando 2G o una red de cobre, se formaría un cuello de botella”, explica Hugo de los Santos.

2025

Según cálculos de IDC, en 2025 puede haber 55.900 millones de dispositivos conectados por todo el mundo, el 75 % de los cuales lo estarán a una plataforma de internet de las cosas (IoT). Se estima que estos dispositivos produzcan en 2025 73,1 Zb (zettabytes), frente a los 18,3 de 2019. El edge computing va ligado al IoT.

Aunque tiene otras muchas, una de las aplicaciones del ‘edge computing’ está en el coche autónomo: “imagínate lo que supone la latencia si tienes que frenar de repente”, explica Hugo de los Santos.

Sin mencionar a España, un estudio de IDC de finales de 2020 apunta a que el mercado mundial del “edge computing” alcanzará los 250.600 millones de dólares en 2024 con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 12,5 % durante el período de pronóstico 2019-2024.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO