COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La ola de fusiones bancarias que estamos viendo en Europa, fundamentalmente en España, están siendo vista con sumo interés por otras verticales como las telcos. El despliegue del 5G que se venía barajando a otras velocidades, dio un vuelco impensado debido al uso obligado de la conectividad resultado de la pandemia.

Las empresas se encuentran ahora en la disyuntiva de cómo acelerar los procesos, disminuir los costos y ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Para resolver estos conflictos una de las opciones son las fusiones.

Ver más: Deutsche Bank acelera su transformación digital

La agencia de calificación Moody’s espera que los operadores de telecomunicaciones exploren oportunidades de consolidación, teniendo en cuenta la situación macroeconómica y la intensa competencia que existe en el mercado español, en el que «solo» se prevé un crecimiento marginal del sector para 2021.

La misma destaca la gran competencia que existe en el mercado español, el único de Europa con cinco operadores con alcance nacional compitiendo, cuando en el resto de países hay como máximo tres operadores capaces de favorecer paquetes de productos.

A ello se une la debilidad macroeconómica, que conducirá a la búsqueda de ofertas más baratas y por lo tanto una reducción de la rentabilidad de los operadores, es de esperar que las compañías del sector «busquen oportunidades de consolidación», afirma Agustín Alberti, vicepresidente y analista senior de Moody’s.

Ver más: Telefónica: Nace Wayra X, el hub online global para invertir en startups

En el caso concreto de España, prevé que la competencia crezca en 2021, sobre todo en el mercado de bajo coste, debido a las ofertas en este segmento de Orange y MásMóvil, que se podría ver intensificada en el medio plazo como consecuencia el plan de expansión nacional de Euskaltel a través de la marca Virgin Telco.

“Si el enfoque de la consolidación en dentro de un mercado nacional cambia, esto puede facilitar acuerdos en un sector altamente fragmentado, creando oportunidades para que los operadores apuntalen el flujo de caja y reduzcan los costes”, señala Moody’s, que apunta que esta consolidación podría tener lugar en los próximos años en particular en España, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Polonia e Italia.

Por otro lado, Moody’s indica que la perspectiva para los proveedores europeos de servicios de telecomunicaciones es “negativa”, dado que espera que los ingresos de los diez principales operadores de la región crezcan solo un 0,5% de media en 2021, frente a la caída del 1,1% estimada para 2020.

Posibles fusiones

La agencia de calificación analiza algunas opciones, como la de Orange y Vodafone España, teniendo en cuenta el deterioro de sus respectivos indicadores de calidad (KPI), si bien considerar limitadas las opciones de consolidación que ofrece Vodafone dado, entre otras cosas, su endeudamiento relativamente alto y la dificultad que tuvo en el pasado de integrar algunas de sus adquisiciones.

También se refiere a la posible consolidación de Orange y MásMóvil, teniendo en cuenta los acuerdos suscritos entre ambos operadores, que podrían perderse en caso de que este último fuera adquirido por otro operador; así como la MasMóvil y Vodafone España, que cree que sería buena opción, aunque recuerda que Vodafone es tres veces mayor que MásMóvil en términos de ingresos y que el balance general altamente apalancado de Masmovil limitaría dicha transacción.

También se refiere a Euskaltel que podría ser interesante para MásMóvil para reforzarse en el norte de España, pero vemos más sinergias limitadas en tal acuerdo potencial.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO