COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los vaivenes de las fusiones bancarias en España, tienen hoy otro capítulo que se cierra. La imposibilidad de culminar con éxito las negociaciones del canje de acciones de ambas entidades, pone de manifiesto que la necesidad de poder está por encima de todo acuerdo.

El consejo de administración de Sabadell ha decidido por unanimidad dar por finalizadas las conversaciones al no haber alcanzado un acuerdo “sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades”. Así lo han comunicado ambas entidades en sendos hechos relevantes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ver más: BBVA y Sabadell negocian la creación del segundo banco más poderoso de España

En su comunicado, el Sabadell explica que la razón es “no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones”.

El consejo de administración de Banco Sabadell decidió romper las negociaciones a las 2.00 horas de la madrugada al no llegar a un acuerdo sobre el precio de canje de las acciones. El banco catalán exigía un precio de 0,50 euros por título para valorar la empresa en 2.500 millones de euros, lo que hubiera implicado una prima próxima al 20% sobre el precio de sus acciones del 20%.

Tampoco ayudaron las filtraciones de las últimas semanas sobre cómo iba a ser el gobierno corporativo del nuevo banco ni gustó el tono con el que el consejero delegado de BBVAOnur Genç, endureció hace una semana la negociación argumentando que disponían de otras alternativas.

Ver más: El Gobierno español anticipa que podría haber fusiones bancarias transfronterizas

Por su parte, el BBVA se ha limitado a señalar que “las conversaciones en relación con una potencial operación de fusión con el Banco de Sabadell han concluido sin que se haya llegado a un acuerdo” sin precisar el motivo.

Ambos bancos iniciaron las negociaciones para su posible fusión el pasado 16 de noviembre y en los últimos días se habían filtrado diversas informaciones que apuntaban a que el acuerdo estaba cerca.

Golpe en la Bolsa

Cara y cruz para BBVA y Sabadell tras la ruptura de las negociaciones para su fusión. El banco catalán es el peor valor del Ibex en la apertura, con una caída del 13% que en los primeros cruces ha llegado a ser del 18%. En cambio, BBVA lidera el selectivo con un avance del 2% que durante algunos minutos ha superado el 3,5%.

¿Y ahora qué?

Sabadell se propone desarrollar un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico, con lo que podría estudiar desprenderse de TSB, su filial británica.

Con ello quiere “incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del grupo, aumentando así la rentabilidad y la creación de valor para los accionistas”, según destaca en una nota de prensa.

Es la primera vez que el Sabadell reconoce públicamente la posibilidad de vender TSB, una franquicia que compró en 2015 a Lloyds por unos 1.700 millones de libras, equivalentes a unos 2.340 millones de euros al cambio de entonces. La filial británica anunció hace unas semanas que planea cerrar 164 sucursales en Reino Unido en 2021 para ganar rentabilidad, lo que afectará a unos 900 empleos.

Por su parte, BBVA trabaja ya en el análisis de otras alternativas para invertir el dinero obtenido por la reciente venta de su filial en EEUU. El ‘banco azul’ pretende destinar el exceso de capital que le reporta la operación a mejorar la retribución a sus accionistas y a crecer en sus principales mercados: México, donde ya es líder, España -donde ocupa la tercera plaza por activos- o Turquía.

Lo que no fue

Su fusión habría dado lugar a un grupo financiero con más de 950.000 millones de euros en activos y un tamaño en España muy similar al que tendría la unión de CaixaBank y Bankia.

Según la media de los analistas, la fusión de BBVA y Sabadell hubiera generará unas ahorro de costes de unos 700 millones de euros al año y un beneficio contable por el fondo de comercio negativo de al menos 7.000 millones de euros.

Ambas entidades habían decidido que, de llegar a buen puerto la fusión, la presidencia ejecutiva quedaría en manos de Carlos Torres, que ya ocupa ese puesto en BBVA, y la vicepresidencia no ejecutiva sería para Josep Oliu, el presidente del Sabadell.

Este reparto de poder podría haber sido el desencadenante de la ruptura aunque fuentes internas de BBVA lo desmienten.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO