COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La crisis económica desatada por el covid-19 genera desplomes del PBI del la mayoría de los países en el mundo de una envergadura sin precedentes.

Europa no es la excepción.

España: fin de seis años consecutivos de crecimiento

España se encuentra en plena tercera ola con una cifra de contagios diarios que roza los 35.000 casos; y el avance de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que el PIB se desplomó un 11% en 2020, la cifra más elevada de la historia en tiempo de paz y, muy probablemente, el mayor hundimiento de entre todas las economía desarrolladas en el año del coronavirus.

Ver más: España tendrá que esperar, como mínimo, a 2023 para recuperar su PBI de 2019

Esta histórica cifra es el resultado final tras un trimestre, el cuarto, en el que la economía consiguió repuntar levemente respecto al trimestre anterior: un 0,4%. Fue, por lo tanto, un periodo positivo, aunque muy lejos de cifras como el 2,4% que llegó a vaticinar el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, a comienzos del pasado mes de diciembre. Y en términos interanuales, esto es, frente al mismo periodo de 2019, la caída fue del -9,1%.

“Es difícil hablar de recuperación económica en estos momentos. Los indicadores sanitarios continúan mostrando un deterioro preocupante”, indicó en un artículo esta semana Miguel Cardoso, economista de BBVA Research.

Francia: Recesión histórica

La pandemia del coronavirus hizo estragos en la economía francesa y provocó en 2020 la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y eso a pesar de que el desplome no fue finalmente tan malo como se temía.

La caída de 8,3% del Producto Interior Bruto (PIB) es brutal en comparación con el crecimiento de 1,5% registrado en 2019, según las primeras estimaciones publicadas el viernes por el Instituto Nacional de Estadística (Insee).

El Insee y el Banco de Francia anticipaban un retroceso del PIB del 9%. Y el gobierno preveía una debacle de -11%.

Pero la economía francesa resistió finalmente mejor al segundo confinamiento, decretado a finales de octubre, y el PIB retrocedió un 1,3% en el último trimestre del año, contra una estimación de -4% por ejemplo del Banco de Francia.

Ver más: La deuda pública mundial se acerca al 100% del PBI internacional

Francia que no sólo suspendió las reformas que tenía en mente, sino que debió inyectar 470 mil millones de dólares a los que suma otros 100 mil millones este año.

Obviamente que todo este paquete no sale gratis, la deuda de este país ya escaló a un +116% y está dentro de las más grandes de Europa.

Inglaterra: La mayor deuda de los últimos 60 años

La caída del PBI es de las más importantes de Europa del -9,76%, sólo superada por Italia y España: la recesión vino para quedarse y ya se habla de una “doble caída” después de la pobre recuperación de finales de 2020.

Para darse una idea de lo grave del asunto basta ver las cuentas públicas: el déficit sumó un +30% en relación al año anterior a la pandemia y la deuda superó el 100% del producto por primera vez desde 1963.

La deuda en relación al producto de Inglaterra está en aumento superando niveles que no veía desde hace 60 años atrás.

Italia: duro futuro que depende de sus socios

Su PBI se fue en caída libre restando un 10,65% respecto al año pre COVID, a pesar de los paquetes de estímulos inyectados: Italia destinó para paliar la crisis el equivalente al 50% del producto del año.

Es el peor en materia de deuda pública de la Eurozona, (representa el 154% del PBI) sólo superado por Grecia (casi un 200% representa la deuda en relación al producto).

Ver más: Economía digital, ¿el PBI es la forma más justa de medición?

El COVID fue una dura batalla para Italia y de acá en adelante su futuro depende de sus socios europeos y, en especial, de la ayuda del Banco Central Europeo.

Alemania: Recorte de previsiones

El PBI alemán cayó en 2020 un 5% con respecto a 2019, informó este viernes la Oficina Federal de Estadística (Destatis), tras agregar a sus cálculos los datos del último trimestre del año.

El descenso estuvo marcado ante todo por la fuerte caída en el segundo trimestre del 9,7%, provocado en buena parte por las repercusiones económicas de la pandemia de coronavirus.

Esa caída no pudo ser compensada pese a la fuerte recuperación en el tercer trimestre, con un crecimiento del 8,5%, y que luego se interrumpió por la segunda ola de la pandemia, que llevó a un estancamiento de la economía y a un incremento de sólo 0,1% en el cuarto trimestre.

El dato oficial de 2020 se conoce luego de que el Gobierno anunciara esta semana un recorte de sus previsiones para 2021, año en el que espera que el PBI crezca un 3%, 1,4 puntos porcentuales menos con respecto a su previsión de octubre pasado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO