COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Comisión Australiana de Competencia y Consumo, máximo organismo de la competencia en el país oceánico, presentó en julio un borrador al Parlamento nacional con el que quieren reducir el poder de las grandes tecnológicas, con medidas que afectarían especialmente a Facebook y Google. La institución pretende que ambas compañías (y otras) negocien con los medios y les paguen para mostrar sus publicaciones y noticias en sus sitios.

Facebook, en palabras de Will Easton, su jefe en Australia y Nueva Zelanda ha respondido asegurando que el borrador en el que Australia está trabajando “entiende mal la dinámica de Internet y dañará a las mismas organizaciones de noticias que el gobierno está tratando de proteger”. Aducen que la comisión “ha ignorado hechos importantes, sobre todo la relación entre los medios de noticias y las redes sociales, y quién se beneficia del otro”.

Facebook rechaza compartir ingresos publicitarios con los medios

Facebook ataca a Apple por reducción de los ingresos publicitarios

Facebook pagará a Francia 106 millones de euros por atrasos fiscales

Propuesta sin precedentes

“El proyecto de ley no tiene precedentes en su alcance y busca regular cada aspecto de cómo las empresas tecnológicas hacen negocios con los editores de noticias“, señaló la empresa de Palo Alto.

“Lo más sorprendente es que obligaría a Facebook a pagar a las organizaciones de noticias por el contenido que los editores colocan voluntariamente en nuestras plataformas y a un precio que ignora el valor financiero que aportamos a los editores”, reza el comunicado.

La red social argumenta que en los primeros cinco meses de 2020,el News Feed de Facebook ha generado 2.300 millones de visitas a los portales de los medios australianos de forma gratuita, al recalcar que este tráfico adicional tiene un valor de 200 millones de dólares australianos (123,6 millones de euros)

Y amenaza: “Asumiendo que este borrador se convierta en ley, de mala gana dejaremos de permitir que los editores y la gente en Australia compartan noticias locales e internacionales en Facebook e Instagram“. Así, sobre todo Facebook, cambiaría radicalmente su filosofía en el país.

Google también se queja

Google respondió en agosto que podría cerrar sus servicios en Australia, como ya hiciera con Google News en España tras la aprobación del Canon AEDE. Según la compañía, si la ley siguiera el camino que indica el borrador, se daría un “trato especial” a los medios grandes, por lo que podrían demandar cambios que hicieran difícil mantener Google y YouTube gratuitos.

En mayo pasado, un grupo mediático australiano propuso que Facebook y Google deberían pagar 386 millones de dólares (357 millones de euros), lo que supone un diez por ciento del total de los ingresos de estas multinacionales.

Will Easton asegura, que los cinco primeros meses de 2020 enviaron 2.300 millones de clicks desde Facebook a los medios australianos, lo que según sus cálculos, les generaría unos ingresos estimados para los medios de 123 millones de euros al cambio.

Por último, afirman que ya invierten millones de dólares en la industria de los medios australianos, y que durante las negociaciones ofrecieron invertir más, así como llevar Facebook News a Australia, un servicio con el que en Estados Unidos ya pagan a medios por su contenido. Sin embargo, aseguran que ambas propuestas fueron “pasadas por alto”

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO