COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Autoridad de la Competencia de Francia ordenó el jueves a Google negociar “de buena fe” con los editores y agencias de prensa franceses sobre una remuneración por utilizar sus contenidos, garantizada por los derechos afines, una decisión que fue elogiada por varios medios.

Estas medidas cautelares de urgencia estarán en vigor hasta la publicación por el regulador de una decisión sobre el fondo del asunto.

El regulador francés impuso un plazo de tres meses para que el gigante de internet establezca negociaciones con los editores o agencias de prensa que así lo deseen y que deberán concluir con una propuesta de remuneración de Google.

Estas negociaciones deberán cubrir el período de utilización de los contenidos desde la entrada en vigor de la ley de derechos afines, el 24 de octubre de 2019, precisó el regulador francés.

En 2019, una directiva europea creó los derechos afines, una disposición similar a los derechos de autor, en beneficio de la prensa escrita.

“Esto nos brinda muchas posibilidades de conseguirlo. Llegó el momento de negociar y concluir un acuerdo para ser remunerados de forma justa”, se congratuló Marc Feuillée, director general del diario francés Le Figaro, interrogado por la AFP.

Para Fabrice Fries, presidente de la AFP, “estas medidas cautelares responden totalmente a los pedidos de editores y agencias de prensa”.

“Ahora está en el interés de todas las partes encontrar un acuerdo justo y razonable”, declaró.

Google respondió que se ajustaría a la decisión del regulador francés y seguirá negociando con los editores.

“Estamos hablando con un gran número de editores de prensa para aumentar nuestro apoyo y nuestras inversiones a favor de la prensa”, señaló Richard Gingras, vicepresidente a cargo de la actualidad en Google, en una declaración transmitida a la AFP.

“Nos ajustaremos a la decisión de la Autoridad de la Competencia, que estamos analizando, pero seguiremos estas negociaciones”, agregó.

Tras la adopción en el Parlamento Europeo hace un año de una reforma de los derechos de autor que allanaba el camino para una remuneración a la prensa por parte de las plataformas digitales, Google presentó nuevas normas para estar conforme a la ley.

Así, no mostraba más extractos de artículos ni fotos ni videos en los resultados de su motor de búsqueda ni en su servicio de Google Noticias, salvo que los editores autorizaran a hacerlo gratuitamente.

El gigante digital argumentaba entonces que se negaba a pagar a los editores teniendo en cuenta la visibilidad que aportaba a cambio.

Varios grupos de prensa, incluyendo la AFP, habían presentado una demanda. Bajo la amenaza de una caída del tráfico hacia sus páginas y por lo tanto de sus ingresos, muchos tuvieron que aceptar las condiciones de Google.

En su decisión, el regulador francés pone de relieve el “carácter irremplazable para los editores de prensa del tráfico que genera Google”.

También reprocha al motor de búsqueda “contornear la ley” sobre los derechos afines, lo que hace que pierda “gran parte de su eficacia”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO