COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

General Motors y Honda presentaron el martes por la tarde su flamante auto autónomo eléctrico: es el Cruise Origin, que puede llevar a seis pasajeros y que no tiene volante ni pedales de control.

Cruise es una firma californiana que GM compró este año por casi mil millones de dólares, y que venía desarrollando software para ayudar a los autos a manejarse sin ayuda humana, un logro que hace un lustro la mayoría de los fabricantes calculaba que llegaría en 2021, pero que ahora se avizora mucho más lejano.

Ver más: Elon Musk: “Fabricaremos un coche eléctrico completamente autónomo por USD 25 mil”

General Motors anunció su planes de desarrollar un vehículo específicamente para ser autónomo hace un tiempo y han estado haciendo presión para conseguir permisos por parte de las autoridades que le permitan operar.

El Cruise Origin tiene puertas que se deslizan a lo largo de la carrocería y puede llevar a seis personas, que viajan mirando al centro del vehículo; hay conectores USB para recargar baterías y pantallas cerca del techo; es un diseño muy similar al de otros fabricantes, que lo han adoptado pensando en su uso como taxi, que será la primera misión del Cruise Origin una vez que la compañía esté segura de su funcionamiento.

Ver más: Los autos autónomos ya tienen su propia autopista en Estados Unidos

El enfoque hacia coche compartido es evidente en este Crusie Origin. Además de la disposición de los asientos en su interior también cuenta con pantallas pensadas para mostrar el itinerario y donde dejar o recoger a cada pasajero. Según indican, el coche podrá operar tanto de día como de noche sin descanso porque no hay conductor que tenga que descansar (se entiende que habrá que recargarlo), con una vida útil para el vehículo de un millón de millas (algo mas de un millón y medio de kilómetros).

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO