COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 Los economistas de Goldman Sachs y Morgan Stanley afirmaron que hay señales de que la economía mundial está comenzando a recuperarse del coronavirus y de las restricciones impuestas a empresas y consumidores.

La actividad económica probablemente ya ha tocado fondo”, dijo Jan Hatzius, economista jefe de Goldman Sachs, en un informe a clientes el lunes. “Las medidas de confinamiento y el distanciamiento social están comenzando a disminuir a medida que muchos países reabren sus economías con cautela”.

Goldman Sachs pronosticó que las economías avanzadas se contraerán en promedio un 32% en el trimestre actual antes de crecer un 16% en los próximos tres meses y un 13% en el último trimestre del año.

En busca de soluciones para un mercado laboral devastado

Wall Street se desplomará a medida que las acciones tecnológicas se vean afectadas

La contracción económica en Estados Unidos no tendrá precedentes

En Morgan Stanley, el economista jefe Chetan Ahya dijo en un informe el domingo que “varios de los indicadores de alta frecuencia que seguimos sugieren que la economía global está en proceso de tocar fondo”.

Las expectativas de los consumidores han mejorado, las tendencias de movilidad han aumentado desde sus mínimos y el gasto de los hogares se está contrayendo más lentamente que en las primeras semanas de la pandemia, afirmó.

“Nuestra lectura es que la economía de China tocó fondo en febrero, y creemos que la zona euro probablemente lo haya hecho en abril, y Estados Unidos siguió el ejemplo a finales de abril”, dijo Ahya.

En otro comentario también publicado el lunes, el economista de HSBC Holdings Plc, James Pomeroy, advirtió en contra de las apuestas a un “cambio radical en la economía global”. Citó cifras de China que sugieren que la recuperación del gasto de los consumidores podría ser lenta ya que la población sigue nerviosa a la hora de comprar o regresar al trabajo.

A medida que los Gobiernos alivian cada vez más las restricciones por el coronavirus, otro riesgo destacado es la posibilidad de una segunda ola de contagios, que podría trastornar aún más la actividad.

El mayor riesgo a la baja para el panorama económico mundial es que las tasas de infección se aceleren bruscamente a medida que la economía se reanuda”, dijo Hatzius. “Después de todo, nuestro análisis reciente confirma que gran parte de la mejora sanitaria ha resultado de las medidas de confinamiento y el distanciamiento social”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO