Planta Solar El Romero en el desierto de Atacama (Chile).
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Google anunció que en el año 2017 alcanzará el 100% de energía renovable para sus operaciones globales. Esto significa que la empresa ha asumido compromisos para comprar suficiente energía eólica y solar por cada unidad de electricidad que consume, de la cual se alimentan tanto sus oficinas —en más de 150 ciudades en casi 60 países— como los 13 centros de datos que mantiene en mundo.

Las 20 transacciones, por un total de 2.6 Gigavatios (GW), posicionan a Google como el mayor comprador corporativo de energía renovable en el mundo.

Según la empresa, estas decisiones están motivadas tanto por consideraciones ambientales como de negocio, ya que cada vez más, la energía renovable se convierte en la opción de menor costo.

En un informe, Google demuestra que en los últimos seis años, los costos de la energía eólica y solar han bajado en un 60% y un 80% respectivamente. Además, los contratos en precios fijos asociados a las energías renovables son también una importante forma de cubrirse de las oscilaciones del precio del petróleo, otorgando mayor estabilidad financiera.

La primera compra de energía renovable realizada por Google en América Latina fue con Acciona, empresa que construyó la planta Solar El Romero en el desierto de Atacama en Chile.

“La ciencia del cambio climático nos dice que lograr reducciones absolutas en las emisiones anuales de gases de efecto invernadero (GEI), así como niveles sostenibles a largo plazo de GEIs en la atmósfera, es un imperativo mundial urgente. Las empresas tienen un papel importante que desempeñar en la transición hacia una economía de energía limpia”, explicó Florencia Bianco, Gerente de Comunicaciones de Google para América Latina.

En la estrategia de la empresa, se destaca la compra de la energía física junto con sus correspondientes RECs (Certificado de Energías Renovables), así como el estándar de “adicionalidad” bajo el cual Google busca la compra de energía producida en instalaciones de reciente construcción, dando paso a nuevos proyectos de energía renovable en la red eléctrica. “Son proyectos que de otro modo no existirían”, explica Bianco.

Otro dato a destacar del estudio es la gran contribución de la industria de energías renovables a la economía. En 2015, las energías renovables representaron US$ 44.000 millones en el sector privado en los EEUU y US$ 238.000 millones en todo el mundo. Los proyectos de energía renovable de Google han dado lugar a inversiones en infraestructuras por más de US$ 3.500 millones a escala mundial.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO