COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado este martes una demanda antimonopolio contra Alphabet, la empresa matriz de Google, a la que acusa de violar la ley al abusar de su posición dominante en el mercado frente a sus competidores. Se trata de la más importante ofensiva legal contra un gigante tecnológico en al menos dos décadas, y supone la culminación de una investigación de un año que concluye que la compañía aprovechó su posición dominante en el mercado de las búsquedas y la publicidad en detrimento de competidores y consumidores.

Hay más investigaciones en marcha, en el propio Departamento de Justicia y en la Comisión Federal de Comercio, contra Apple, Amazon y Facebook. Más de cuarenta Estados y administraciones locales han abierto también investigaciones sobre el supuesto abuso de Google de su control de la tecnología para la publicidad digital.

Ver más: Tasas “Google” y “Tobin” entrarán en vigor a mediados de enero de 2021

Jeff Rosen, fiscal general adjunto, aseguró en rueda de prensa que la demanda acusa a Google de incurrir en prácticas contrarias a la libre competencia para preservar su monopolio en búsquedas y la publicidad en buscadores. En la demanda se subraya que Google controla en EEUU el 90% de las búsquedas, porcentaje que se eleva al 95% en el caso de las realizadas desde el móvil.

La demanda alega que Google había utilizado acuerdos ilegales con distribuidores, incluidos navegadores web, fabricantes de teléfonos inteligentes y operadores, para garantizar que su motor de búsqueda fuera el predeterminado para los consumidores.

El Departamento de Justicia entiende que, sin una acción legal, “Google continuará ejecutando su estrategia anticompetitiva, paralizando la libre competencia, reduciendo las opciones de los consumidores y sofocando la innovación”. La demanda subraya que los consumidores y los anunciantes se ven perjudicados al tener “menos opciones, menos innovación y precios publicitarios menos competitivos”. La demanda presentada no incluye la petición al tribunal de posibles acciones contra Google, pero Rosen remarcó que no se descarta nada, incluyendo la imposición de cambios estructurales del negocio del gigante digital.

Ver más: Congresistas de Estados Unidos piden dividir a Amazon, Facebook, Google y Apple

“La demanda de hoy del Departamento de Justicia es profundamente errónea. La gente usa Google porque así lo desea, no porque se vea obligada a hacerlo o porque no pueda encontrar alternativas”, ha dicho Google en un tuit.

Más allá del terreno de la legislación sobre competencia, en la que se base la demanda, las acusaciones del presidente Trump a los gigantes tecnológicos se centran en un supuesto sesgo político. El presidente y sus aliados llevan tiempo atacando a Google, propietario también de la plataforma de vídeos YouTube, por silenciar voces conservadoras. Eso ha permitido a la compañía criticar la ofensiva legal que considera parte de una cruzada política.

La demanda, de 64 páginas, presentada en un tribunal federal de Washington DC, constituye la acción anti monopolística más importante llevada a cabo por el Gobierno federal desde el conjunto de acciones legales emprendidas contra Microsoft en mayo de 1998. En aquella ocasión, se acusó a la compañía de Bill Gates de abusar de su posición monopolística al comercializar en mismo paquete su sistema operativo (Windows) y su navegador de Internet (Explorer), restringiendo la competencia de otros navegadores. Aquel caso tardó más de diez años en cerrarse. Es más que probable, pues, que esta acción contra Google se prolongue más allá de la Administración Trump, incluso aunque el presidente salga reelegido en las elecciones del próximo 3 de noviembre.

El senador republicano Josh Hawley acusó a la compañía de mantener el poder a través de “medios ilegales” y calificó la demanda como “el caso antimonopolio más importante en una generación”, informa Reuters. A la demanda se han unido once estados con fiscales generales republicanos.

Se espera que un grupo de fiscales generales encabezado por Texas presente una demanda separada centrada en el negocio de publicidad digital del buscador a partir de noviembre, mientras que un grupo encabezado por Colorado está contemplando una demanda más amplia contra Google.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO