COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

GSMA solicitó el compromiso de los gobiernos y las autoridades regulatorias de todo el mundo para apoyar las necesidades de 5G en la antesala de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2019 (CMR-19). La tecnología 5G puede respaldar las necesidades de un conjunto muy diverso de conexiones, desde la maquinaria industrial en las fábricas hasta los vehículos automatizados, así como servicios en crecimiento como el video bajo demanda.

John Giusti, Chief Regulatory Officer de la GSMA, indicó que es esencial que se ponga a disposición suficiente espectro móvil nuevo, y que los operadores puedan reutilizar el espectro existente para 5G cuando sea necesario.

La GSMA ha destacado que debe identificarse espectro móvil rápidamente en tres rangos de frecuencias claves para 5G, que son Sub-1 GHz, 1-6 GHz y por encima de 6 GHz:

  • Sub-1 GHz dará respaldo a una amplia cobertura en áreas urbanas, suburbanas y rurales, y ayudará a respaldar los servicios de Internet de las cosas (IoT).
  • El rango de 1-6 GHz ofrece una buena combinación de beneficios de cobertura y capacidad, que incluye espectro dentro del rango de 3,3-3,8 GHz, que se espera que sea la base de muchos de los servicios 5G iniciales.
  • Por encima de 6 GHz es necesario para satisfacer las velocidades de la banda ancha ultrarrápida prevista para 5G; la atención estará centrada en bandas por encima de 24 GHz.

Recomendaciones de política pública para asegurar el futuro de 5G

En un nuevo documento de posición sobre el espectro 5G, GSMA expone varias recomendaciones que permitirán a la industria móvil asegurar el espectro necesario para 5G. Entre estas, se incluyen:

1. Es necesario contar con espectro móvil de alta frecuencia armonizado para garantizar que los servicios 5G cumplan las expectativas futuras:los gobiernos mundiales deben colaborar en un enfoque armonizado, ya que los servicios 5G requerirán grandes cantidades de espectro. Si no se ponen a disposición estas bandas de frecuencias más altas para el 5G, no se podrá realizar un cambio significativo en las velocidades de la banda ancha móvil ni se podrá respaldar el creciente tráfico de datos móviles, especialmente en las zonas urbanas congestionadas.

2. Los gobiernos deben adoptar políticas nacionales que fomenten fuertes inversiones a largo plazo en redes 5G: los despliegues requerirán importantes inversiones en redes como consecuencia del gran número de small cells necesarios para ofrecer velocidades ultra altas. El ritmo de puesta en servicio, la calidad del servicio y los niveles de cobertura se verán afectados sin el estímulo de los gobiernos. Los gobiernos deben revisar y tomar las medidas adecuadas en materia de políticas nacionales para contar con redes preparadas para el futuro que puedan soportar la tecnología 5G.

3. La CMR-19 será vital para hacer realidad la visión de la ultra alta velocidad para 5G y los dispositivos de bajo costo: los gobiernos y las autoridades regulatorias tienen la llave para destrabar la implementación de la mayor velocidad de 5G, los dispositivos de bajo costo y el roaming internacional sin interferencias transfronterizas. Deben planificar el futuro, apoyar el espectro para 5G en la antesala y en la misma CMR-19. Si los gobiernos no aceptan un conjunto de bandas en común, el espectro 5G podría fragmentarse, lo que se traduciría en una suba de los costos de los dispositivos y perjudicaría el acceso generalizado y asequible al 5G.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO