COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En una carta enviada a Teresita Palacios, presidente del regulador Conatel, la asociación sugiere ciertas recomendaciones, entre ellas, que no se busquen fines meramente recaudatorios en la subasta de espectro en 1700-2100 MHz.

La misiva, firmada por Sebastián Cabello, director de GSMA Latin America, da la bienvenida a la decisión de licitar espectro para 4G en Paraguay. Según la entidad, asignar la banda AWS en Paraguay podría tener un impacto directo e indirecto de casi US$ 1.000 millones, equivalente al 15% de la exportación total de soja del año 2013.

En Paraguay hay 260 MHz de espectro asignado a servicios móviles, un 20% menos que el promedio de espectro asignado en la región (311 MHz) y un 54% menos que el promedio de Brasil, Argentina, Bolivia, Perú y Chile (400 MHz). Además, al no haber asignado la banda de 700 MHz y solo una pequeña parte de la de AWS hasta el momento, Paraguay cuenta con muy poco espectro utilizado para servicios 4G- poco más del 10%, debiendo desplegar LTE en bandas de 2G/3G en algunos casos. Esta situación, se traduce en que la adopción de 4G sea una de las más bajas de América Latina (0,6% de las conexiones móviles), según se expresa en el texto.

Del análisis del Pliego de Bases y Condiciones (PBC) para la licitación de las frecuencias 1700-2100 MHz, la GSMA sugiere considerar las siguientes recomendaciones:

  • No buscar la maximización de los ingresos fiscales en el proceso de subasta ya que va en detrimento de la Industria y la economía en general. El precio fijado como base para la subasta, de US$ 15 millones por bloque de 5+5 MHz es uno de los más altos de todas las subastas registradas en los últimos cuatro años en la región. De acuerdo con la asociación, si se toma en cuenta el costo por usuario por MHz ($/POP/MHz) en Paraguay el mismo ascendería al menos a USD 0,21, un 67% más que el promedio en el periodo analizado y el doble que en Perú y tres veces más que en Colombia por la misma banda.
  • Brindar certidumbre respecto del marco regulatorio general y de las condiciones de renovación de las licencias. Del análisis del PBC surge que la Conatel podrá renovar las licencias al cabo de cinco años pero no detalla el documento las condiciones para que la renovación se haga efectiva. Por un lado, no es claro el costo, si es que lo tiene, de renovar las licencias. Por otro, tampoco queda claro el marco normativo por el cual se regirá la eventual renovación.

Otro de los aspectos preocupa a GSMA es la falta de definición y alcance respecto de algunas implementaciones que deberían realizar los operadores. El PBC requiere que los operadores que adquieran espectro cumplan con obligaciones de roaming automático nacional, de compartición de infraestructura, de RAN sharing, de carrier aggregation y de conexión al punto de intercambio de tráfico nacional. GSMA considera que estas medidas se den en el marco de acuerdos comerciales entre las empresas y no como una obligación del regulador.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO