COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un artículo del blog de London School of Economics and Political Science indica que las fronteras entre la ingeniería mecánica y el software se vuelven cada vez más difusos a medida que la Internet de las Cosas Industrial (IIoT) impacta en los procesos de fabricación y automatización. Sensores, robótica avanzada, inteligencia artificial y las tecnologías de big data transformarán radicalmente la innovación y la eficiencia.

Los autores del artículo, Alessandro Di Fiore, fundador y CEO de European Centre for Strategic Innovation (ECSI) y Paolo Cervini, director de ECSI Consulting, sostienen que existe una mudanza de las organizaciones basadas en el acero de la era industrial moderna hacia una nueva era de organización “softwarIron” (mezcla de acero y software), integrada a la IIoT.

IIoT puede describirse como la combinación de sensores manejados por computadoras, analíticas industriales y aplicaciones para máquinas inteligentes en un universo de procesos industriales conectados e inteligentes, de acuerdo con Accenture.

[blockquote]Uno de los efectos de IIoT es que los gigantes de la tecnología y el software se posicionan como los nuevos competidores de las industrias tradicionales.[/blockquote]

Esta tendencia se abre paso en las industrias tradicionales y puede ser acelerada con el soporte de los gobiernos, por ejemplo Industria 4.0 en Alemania. El tamaño futuro de IIoT es enorme de acuerdo con firmas de investigación, que pronostican alrededor de US$ 320.000 millones de creación de valor para 2020. Otros proyectan que las inversiones globales de IIoT alcanzarán los US$ 500.000 millones para 2020, un incremento del 2.400% desde 2012.

Uno de los efectos de IIoT es que los gigantes de la tecnología y el software se posicionan como los nuevos competidores de las industrias tradicionales. Por ejemplo, Google y Apple planean ingresar a la industria automotriz con vehículos auto conducidos y soluciones de movilidad. También en los hogares inteligentes. La compra de Nest por parte de Google es otro ejemplo.

La realidad es que la mayoría de las empresas establecidas no tiene opción: necesitan transformase en compañías softwarIron rápidamente si no quieren que la disrupción digital las liquide.

[blockquote]La disrupción digital funciona más rápido que el ciclo de investigación de una administración normal.[/blockquote]Para ello deben enfrentar dos desafíos, de acuerdo con los autores. Primero: cómo adquirir y desarrollar capacidades de software. Segundo: cómo integrar ese software a la cultura y entorno de una industria tradicional.

Adquisición de software y habilidades

Un claro ejemplo de una industria 1.0 que logró la transformación es General Electric. Desde noviembre de 2011 estableció su Software Center of Excellence basado en San Ramón, California, para el que invirtió más de US$ 1.000 millones, reclutando cientos de empleados para lograr una nueva plataforma de negocios global. Así lanzó GE Digital, una unidad de negocios independiente, y nuevas soluciones orientadas al campo del mantenimiento a través de Predix, una plataforma IIoT.

La revolución tecnológica se expandió a todos los negocios de GE y está reformando los modelos de negocio de la compañía.

Integración de capacidades de software y talento humano

Incluso si una empresa tiene éxito en la adquisición de talentos y capacidades, el siguiente reto es mayor. La mentalidad de negocio de una organización de la producción es diferente de una organización de software. Los ingenieros tienen como objetivo la construcción de procesos y productos altamente fiables y son generalmente adverso al riesgo. Mientras tanto, en el mundo del software y los datos, las soluciones cambian rápidamente. Velocidad, la toma de riesgos y la experimentación son capacidades críticas. Los dos mundos tienen diferentes normas y culturas. Las empresas industriales tienen dificultades para manejar algo fuera de su zona de confort.

Los retos del futuro podrían ser percibidos a ser tan desalentadores que las empresas industriales podrían decidir posponer cualquier inversión. Esto sería lo peor que podrían hacer posiblemente. El futuro es ahora y que va a perturbar la mayor parte de las industrias tradicionales. No hay soluciones simples y muy pocas empresas están abordando estos retos en serio en todo el mundo. Y aún menos han tenido éxito hasta ahora.

La disrupción digital funciona más rápido que el ciclo de investigación de una administración normal. Según los autores, todos los líderes de negocio de una empresa industrial tiene que actuar ya para definir una estrategia de IIoT.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO