COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desenfrenados despidos y cierres de sucursales como resultado de la crisis económico sanitaria devenida de la pandemia han anunciado los directores de los distintos bancos durante toda la semana.

Este martes, la dirección de CaixaBank ha planteado el despido de 8.291 personas (el 18% de la plantilla) y el cierre de 1.534 oficinas (el 27% de la red actual), convirtiéndose en la reestructuración de mayor envergadura realizada hasta el momento en el sector bancario español, según fuentes de la reunión consultadas por Europa Press.

Ver más: La banca opta por despidos masivos de más de 15.000 salidas

A pesar de que se preveía que gran parte de las salidas fuera asumidas por los mayores, el banco pretende que el ajuste sea equilibrado y afecte en un 50% a mayores de 50 años y la otra mitad a menores de este límite de edad.

Esta primera oferta puesta sobre la mesa por CaixaBank se enmarca en el procedimiento de despido colectivo que va a acometer como consecuencia de la absorción de Bankia.

Respecto a oficinas, el podrecimiento se saldará con el cierre de 1.534 de ellas y los criterios se basarán en el tamaño del municipio y competencia bancaria en la plaza; la distancia entre oficinas de ambas entidades; la cuota de presencia y solapamiemtos; evitar la exclusión financiera y potenciar oficinas de mayor tamaño y especialización.

La decisión se suma a la del Banco Santander, que ya aceptó la petición de salida voluntaria de 1.823 empleados en el marco del Expediente de Regulación de empleo (ERE) que está ejecutando la entidad y que supondrá un total de 3.572 desvinculaciones.

Ver más: Santander inyecta 170 millones en Openbank para acelerar su expansión

El pasado mes de marzo, tras la segunda reunión de seguimiento del ERE, aceptó 1.509 salidas de la red comercial, 224 de servicios centrales, 71 de estructuras intermedias y 19 de centro corporativo.

A estos anuncios se suma hoy el de la dirección de BBVA ha planteado el despido de 3.798 personas -un 16,3% de la plantilla-, según fuentes de la negociación. También pretende cerrar el 21% de su red de oficinas, en concreto, 530 sucursales. La entidad justifica el recorte por la necesidad de ganar rentabilidad y eficiencia.

El plan de ajuste se llevará a cabo sobre los servicios centrales y la red de oficinas BBVA S.A., que cuenta con alrededor de 23.300 empleados, quedando fuera el resto de las sociedades de la entidad en España. En un comunicado, CC.OO ha especificado que 3.000 despidos afectarán a trabajadores de la red de oficinas, más de un 21 % de las personas que actualmente trabajan en ella, y los 800 restantes afectarán a los empleados de los servicios centrales del banco, el 5 % del total.

Ver más: Banco Sabadell obtiene 300 millones de euros para apoyar a las pymes

Según CCOO, Catalunya sería la región más afectada, con la clausura de 204 sucursales, seguida de  los 101 cierres que se producirían en Madrid y Castilla-La Mancha y los 76 de la territorial “Sur”.

CCOO considera que se trata de unas cifras y un planteamiento de salida “insostenible y escandaloso”. El sindicato recuerda que detrás de estos números “hay personas y sus familias, que se van a quedar sin fuente de ingresos mientras la alta dirección mantiene e incrementa unos sueldos millonarios”, lo que ya denunció públicamente en la última junta de accionistas.

Precisamente, ayer la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño pidió buscar alternativas que minimicen el impacto sobre el empleo en el sector bancario y  criticó los altos sueldos de los directivos bancarios. En este sentido calificó de “inaceptables” los “altos sueldos y bonus pagados a directivos de las entidades” y añadió que supone “una preocupación” para el Gobierno.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO