COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) Si bien desde hace varios años diseña y fabrica sus propias motherboards, Intel se alejará de la fabricación de placas madres a partir del lanzamiento al mercado de su nueva gama de chips, Haswell, previsto para mitad de año.

Durante estos meses, seguirá vendiendo a sus socios del canal las placas base de Haswell, la gama que sustituye a Ivy Bridge, pero dejará de hacerlo en cuanto concluya el último lanzamiento.

La cuota de procesadores de la empresa en las PCs es del 83%, por lo que esta iniciativa es mantener el ímpetu en los chips. “Intel sigue estando muy comprometida con el negocio de escritorio”, fueron declaraciones de representantes de la compañía a The Verge.

Con esta decisión, la empresa deja libre el camino a los múltiples grandes fabricantes de placas base como ASUS, Gigabyte, MSI, AsRock, entre otras, muchos de los cuales recibirán los nuevos modelos Haswell.

Igualmente, las motherboards de Intel nunca han ocupado una gran cuota del mercado. Ha tenido modelos puntuales y con bajas ventas en comparación con otros fabricantes. La empresa necesita productos que sean lo suficientemente rentables, con grandes márgenes de beneficio y las placas base para computadoras no estarían insertos en este grupo ya que no le dejan un gran margen de ganancias.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO