COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el marco del Día Internacional de la Tierra, Intel comunicó algunas de las iniciativas y los resultados obtenidos al momento en sus centros de excelencia ubicados en México y Costa Rica.

Todas las acciones implementadas en dichos centros son parte de la estrategia integral de la compañía denominada Global Impact 2030, que tiene como finalidad continuar trabajando e impulsar cada vez más el compromiso de la empresa con el medioambiente enfocado en el avance global en prácticas de manufactura sustentables, la reducción de emisiones a nivel industrial y la certificación de carbón neutral.

Guadalajara Design Center (GDC): 20 años innovando

El GDC cuenta con cerca de 1200 colaboradores y está ubicado en Jalisco, México. En sus siete unidades que comprenden 104 mil metros cuadrados, se da el desarrollo de plataformas de cómputo de próxima generación, investigación y la validación de las diferentes tecnologías de Intel, siendo este el único laboratorio de la compañía en toda América Latina abocado a esta tarea.

Ver más: Intel presentó su portafolio de procesadores de 11ª generación

En materia de sostenibilidad, el GDS tiene un sistema de tratamiento de aguas residuales que le ha permitido conservar más de 14,3 millones de litros en 2019; además de que recicla el 80 por ciento de sus productos no peligrosos y el 50 por ciento de los peligrosos. Como parte de su compromiso de crear un mundo mejor, el GDC cuenta con diversas iniciativas ambientales que crecen año a año.

El GDC cuenta con paneles fotovoltaicos que en 2020 permitieron generar 1 millón de KW, y se estima que durante este año se podrán generar 1158200 KWH. Durante el 2020, se recicló el 80 por ciento del total de residuos generados en el CDG. En el Guadalajara Design Center se reutiliza el total del agua sanitaria generada, se trata en la planta de tratamiento con la que cuenta el centro, y posteriormente se utiliza para riego. Durante 2020 se procesaron 9.939.99 metros cúbicos de agua, mientras que, hasta marzo de 2021, se procesaron 2.152.00 metros cúbicos.

Acciones en Intel Costa Rica

La subsidiaria cuenta con cerca de 2100 colaboradores. Sus operaciones se dividen en dos grandes centros: el Centro de Servicios Globales y el Centro de Investigación y Desarrollo, que es actualmente el más grande del país; ya que cuenta con el Megalaboratorio, y está dedicado al diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados. Es el primer país en toda Latinoamérica en realizar dichos procesos. En Intel Costa Rica también se realizan importantes acciones para ayudar a la protección del medioambiente.

Ver más: Telefónica alcanzó el 80% de cobertura de población 5G en España

La subsidiaria tiene certificación carbono neutral y cuenta con un importante compromiso con la sostenibilidad. El proceso para alcanzar la certificación con una auditoría para verificar el cumplimiento del Programa País Carbono Neutralidad 2.0, realizada por la Unidad de Carbono Neutro de la Universidad EARTH, y el cálculo de la huella de carbono para la que se utilizó la plataforma web desarrollada por una PyME costarricense. Luego de la medición, se implementaron medidas de mitigación, enfocadas en mejoras de la eficiencia energética (uso de electricidad y agua) y adquisición de CERs (Certified Emission Reductions).

Como parte de las acciones en materia de sostenibilidad de Intel Costa Rica, también apoya los esfuerzos del país por migrar a la movilidad eléctrica. En próximos días, con el apoyo de BMW, instalará una estación de carga para vehículos eléctricos dentro de sus instalaciones, la cual podrá ser utilizada por los colaboradores que ya cuentan con vehículos de esta tecnología o aquellos que deseen hacer el cambio. Además, los vehículos eléctricos y/o híbridos tienen espacios preferenciales en los espacios de estacionamiento de Intel Costa Rica.

Para optimizar el uso de la energía, se está migrando a sistemas inteligentes en IoT (Internet of Things) y LED. El sistema de iluminación trabaja solamente en horas de oficina y al terminar el horario se apaga automáticamente. Si una persona necesita permanecer más tiempo, activa un botón que enciende la iluminación por 4 horas en espacios específicos y que se puede apagar antes de ese plazo. De esta forma se trabaja ya con edificios inteligentes que permiten usar solo el 50 por ciento de la energía que antes se consumía, incluso realizando las mismas funciones. Para lograrlo, además de los estudios de energía, se invirtió en equipos nuevos y dentro de Intel Costa Rica se reinventó la máquina generadora, que se convirtió en dos equipos que permiten que el usuario sienta la misma experiencia de iluminación, aunque se use el 50 por ciento de la energía.

Ver más: Nokia instalará una red 5G privada en una fábrica de Finlandia

También se instalaron dos sistemas de paneles solares para las cafeterías, uno con 40 paneles y otro con 90. Además, se renovaron los sistemas de agua caliente para que sean eficientes, de manera que el sistema trabaja con sol o sin sol, garantizando la integridad y calidad del agua. El tratamiento del agua para procesos industriales (aire acondicionado) se mejoró drásticamente. Antes el agua pasada 1.5 veces por el sistema y luego era desechada, ahora pasa casi 6 veces, lo que genera un ahorro del 30 por ciento en el consumo.

Esto se logró al cambiar los químicos utilizados y mejorando los equipos para aumentar su eficiencia. Además, se utilizan equipos que detectan el calor corporal de las personas, lo que permite que el sistema de aire acondicionado solo aporte la cantidad de frío necesario para enfriar la carga térmica que se genere, es decir que el sistema no enfría innecesariamente ni para las personas, ni para los equipos. Las máquinas, además, extraen la humedad sin secadoras y llevan el agua que se extrae a tanques especiales de almacenamiento. Intel Costa Rica pasó de usar 15 máquinas de aire acondicionado y dos secadoras, a operar solo con 8 máquinas y sin secadoras. Estas máquinas se transformaron con tecnología “hecha en casa” que logró altos grados de eficiencia.

El agua que se extrae de los aires acondicionados se transporta de un extremo del edificio al otro con un sistema de bombeo, se filtra, se limpia y se almacena junto con el agua de las torres de enfriamiento y en verano se utiliza para regar las zonas verdes, de modo que no se tiene que invertir en agua potable para esta actividad.  En invierno el agua extraída de los aires acondicionados se mezcla además con agua de cosecha (agua de lluvia), se filtra y utiliza como agua de remplazo para las torres de enfriamiento. A todo lo anterior se suma la tecnología inteligente de grifos que tienen todos los edificios, así como la cultura ambiental de ahorro y uso racional de los recursos que Intel exige en sus instalaciones.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO