COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

“Actualmente vivimos en el mundo de las ‘pantallas’ cuando pensamos en computadoras. Sin embargo, a medida que nos acercamos a 2015, presenciaremos una nueva era de la computación – una ‘sin pantallas’, donde el poder de cómputo residirá en los objetos que nos rodean, tales como relojes con GPS y diversos artefactos domésticos conectados capaces de procesar información. Como usuarios, capturaremos estos datos y los llevaremos  a una plataforma con pantalla para analizarlos y obtener valores a partir de ellos”, asegura Brian David Johnson, Futurista Tecnológico de Intel.

Para apoyarnos en este recorrido hacia la Era de la Integración, nuestros dispositivos se están volviendo más inteligentes para mejorar la productividad en esta nueva etapa. Estamos siendo testigos de nuevas capacidades, desde pantallas plegables hasta dispositivos de alto rendimiento y bajo consumo de energía, así como nuevas opciones tecnológicas livianas y accesibles que se comunican automáticamente con otros objetos conectados.

“Cuando se trate de dispositivos portátiles, veremos un número cada vez mayor de éstos interactuando entre sí y con el ecosistema. Desde aplicaciones que permiten a los smartphones controlar la televisión, hasta información detallada sobre nuestra salud – continuaremos obteniendo más y más beneficios de nuestros dispositivos”, dice Hermann Eul, vicepresidente y gerente General, Grupo de Portátiles y Comunicaciones de Intel

Y agrega: “Los usuarios están exigiendo de nuestros dispositivos más rendimiento que nunca. El próximo año, los dispositivos podrán desplegar y ejecutar imágenes más complejas, ofrecer mayor vida de la batería sin sacrificar el desempeño, proveer experiencias integradas, y mayor nivel de sensibilidad. Además, vamos a querer conectarnos a la nube y aprovechar los servicios que tradicionalmente usamos en ambientes de escritorio”.

La innovación en dispositivos conectados estará enfocada en la obtención de experiencias envolventes del usuario – dispositivos intuitivos y más adecuados nos acompañarán cuando estemos en movimiento, y enriquecerán nuestras vidas al revolucionar la forma de la que interactuamos con nuestro gran número de dispositivos personales. Los consumidores también continuarán adoptando equipos que les permitan hacer más con menos.

Para Kirk Skaugen, vicepresidente y gerente general de Computación Personal de Intel,  “Las personas que hoy compran dispositivos 2 en 1s (tableta + notebook) obtienen un sistema mucho más avanzado que quienes compran una laptop tradicional. También observamos que la mitad de los compradores de 2 en 1s, que inicialmente habían pensado comprar una tableta, finalmente optaron por un sistema 2 en 1. Estos dispositivos proveen a los usuarios un excelente servicio, ya sea en el la forma de tableta o de notebook.  Para 2015 esperamos que su adopción continúe en rápido crecimiento”.

“La recarga inalámbrica integrada  en dispositivos de cómputo aún está en sus primeras etapas, e inicialmente estará disponible en sistemas de gama alta. En algunos negocios o tiendas locales, por ejemplo algunas cafeterías, comenzarán a ofrecer zonas de recarga inalámbrica como un incentivo para los consumidores. Aún no será común encontrarla, pero es una evolución natural – será una de esas cosas con las que nos preguntaremos ‘¿Cómo lo hacíamos antes que existiera?”, sostiene Eul,.

Estamos hablando de miles de millones de dispositivos inteligentes conectados –con procesadores minúsculos o sistemas de cómputo con gran capacidad – que usan la tecnología inalámbrica para comunicarse entre ellos, un mundo conectado – también conocido como el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) – está creciendo a un ritmo impresionante. Estudios recientes de IDC prevén que el mercado global de IoT aumente a US$7,1 billones para 2020.Tan solo en 2013 fue de US$1,9 billones.

En el camino a la Era de la Integración,  IoT será una de los motores centrales de la industria de las TIC. “El IoT es la gran tendencia de 2015, y la podremos ver surgir en diferentes segmentos del mercado: en la industria, en los wearables, en los automóviles, y más. Estará en el centro de la innovación, liderando los debates, la minería y el análisis de datos y los dispositivos – simplemente no parará de crecer”, sostiene Douglas Fisher, vicepresidente y gerente general, Grupo de Software y Servicios de Intel.

En el futuro, el centro de datos será mejorado de acuerdo a la carga de trabajo, toda la infraestructura estará definida por el software y el análisis de datos será implícita y explícitamente parte de todos los servicios entregados. Vemos en el aprovechamiento del valor de los datos la nueva aplicación revolucionaria que liderará el crecimiento del mercado”, agrega Diane Bryant, vicepresidente y gerente general, Grupo de Centro de Datos de Intel. “Creemos que el centro de datos continuará desplazándose desde las aplicaciones estáticas hacia las aplicaciones dinámicas, desde las operaciones manuales hacia las operaciones completamente automáticas, y desde soluciones almacenadas y patentadas hacia soluciones abiertas y administradas eficientemente que operan con una arquitectura común”.

“El IoT continuará siendo el foco de las discusiones el próximo año, y algunos consorcios trabajarán para enfrentar el desafío de la conectividad entre dispositivos y la interoperabilidad, sin ligar permanentemente el ecosistema a la solución de una sola empresa”, adiciona Fisher.

El próximo año, las nubes de código abierto vendrán preconfiguradas y serán muy fáciles de usar. Productos como OpenStack nos permiten implementar una nube privada fácilmente sin la necesidad de un enorme equipo de ingeniería por detrás”, acalara Imad Souson, vicepresidente, Grupo de Software y Servicios y gerente general del Centro de Tecnología Open Source de Intel

A medida que la Era de la Integración comience a establecerse, el IoT enriquecerá la vida cotidiana, mejorará la eficiencia de los gobiernos, transformará a las empresas y aumentará la productividad. Así, las comunidades de todo el mundo se beneficiarán enormemente, especialmente aquellas que están preparadas para cambios rápidos. Por ejemplo, el uso de plataformas de IoT en una fábrica de Intel en Malasia generó ahorros por US$9 millones.

Esto podrá verse a medida que las tecnologías de IoT se vuelvan más comunes, y surjan mejores capacidades para administrar el enorme crecimiento de los datos que están creando, una de las áreas en las que esperamos ver un rápido progreso en las innovaciones es el sector de la salud.

2015 será el año en que Internet crecerá. Las grandes cantidades de ‘me gusta’ o el número de amigos no serán relevantes, sino la posibilidad de hacer las relaciones virtuales más cercanas. Las empresas internacionales deberán establecer relaciones genuinas y personalizadas con quienes las sostienen, es decir, los consumidores. Nos estamos desplazando desde las masas infinitas hacia las minorías influyentes”, anticipa Genevieve Bell, vicepresidente, Intel Labs, Colaboradora  Intel, directora de Investigación en Experiencias de Usuario.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO