COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El desafío de llevar las conexiones 5G a las vastas zonas rurales es un punto álgido que no encuentra respuesta en las empresas de telecomunicaciones al día de hoy.

Houlin Zhao, secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), señala que las deficiencias de conectividad en zonas rurales han constituido uno de los problemas más acuciantes en todo el mundo durante la pandemia de Covid-19 (nuevo coronavirus), y pide que se aceleren los despliegues de infraestructura de red para poder hacer frente al problema.

A raíz de un informe de la UIT sobre conectividad móvil en los países en desarrollo, Zhao declara que el despliegue rápido de infraestructuras es “una de las cuestiones más apremiantes y más características de nuestro tiempo”.

Ver más:  UIT aprueba estándares mundiales para radio 5G

Apunta que dicha cuestión se ha agravado a causa de la pandemia, porque ahora una gran parte de la población trabaja y estudia desde el hogar.

Según los datos aportados por la UIT, el despliegue de redes de telefonía móvil se ha ralentizado gradualmente desde 2017, y la cobertura de 2020 supera “tan solo en un 1,3% a la de 2010”.

Dichos datos muestran que la brecha de género y la falta de formación y de asequibilidad también obstaculizan “una participación efectiva en una sociedad digital”.

Esto es especialmente cierto en los mercados en desarrollo “donde todavía hay muchas personas que no pueden costearse la telefonía móvil y el acceso a Internet”.

La UIT informa de que el 19% de los habitantes de zonas rurales en países con menor desarrollo ofrece tan solo de cobertura 2G y que un 17% carece de acceso a cobertura móvil.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO