COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El insostenible calentamiento global impulsa a las empresas  y a los gobiernos a buscar energías limpias y sostenibles, como el hidrógeno.

Un informe de Redexis señala que el hidrógeno es el elemento más abundante de la tabla periódica. Puede producir calor y electricidad sin emitir dióxido de carbono por combustión y se puede obtener, además, mediante técnicas como la electrólisis del agua, alimentadas por energía de origen renovable. El hidrógeno es, asimismo, almacenable durante largos periodos de tiempo, y a través de él, pueden almacenarse también los excedentes de electricidad producidos por fuentes renovables. El hidrógeno, por último, es también fácilmente transportable pudiendo ser inyectado en las actuales redes de transporte de gas natural.

Ver más: El furor por las energías renovables para palear la crisis

La Comisión Europea, junto con los líderes de la industria, la sociedad civil, representantes de los gobiernos y el Banco Europeo lanzaban la “European Clean Hydrogen Alliance (ECH2A)” con el objetivo de contribuir a la implementación de la Estrategia de Hidrógeno. La presidenta, Ursula von der Leyen, dijo en su discurso del estado de la UE: «Quiero que los fondos de recuperación creen nuevos valles de hidrógeno europeos para modernizar nuestras industrias, impulsar nuestros vehículos y dar nueva vida a las áreas rurales».

Renta 4, el fondo de inversión español, ha conseguido una rentabilidad de más del 100% en un año. Ha seducido a dos de los hombres más ricos del mundo y a empresas como Iberdrola, Endesa, Naturgy, Repsol, Acciona y Enagás. Es la fiebre del hidrógeno.

Los inversores que hace un año depositaron su dinero en el fondo especializado en hidrógeno de Renta 4 han duplicado su inversión.

Ver más: Europa quiere superar la crisis de la mano de las energías renovables

La locura por el hidrógeno verde ha causado una aceleración en los proyectos basados en esta tecnología y para los inversores que supieron tener la visión suficiente como para apostar por ella en el momento adecuado, unas rentabilidades de escándalo.

Según Rafael Luque es el consejero delegado de Ariema, la primera empresa española especializada en hidrógeno y pilas de combustible: “Ahora el hidrógeno verde está de moda. Todo el mundo presume de él y de proyectos que quizás no se hagan, porque se habla de muchos millones pero todo está condicionado a subvenciones”, comienza explicando Luque. “Casi todos los proyectos grandes están pendientes de financiación. Hay demasiada información y es confusa”.

Ver más: China prende su “sol artificial”

“De las muchas noticias que hay, una muy interesante es del Bank of America, que ha dicho que para 2050 el hidrógeno se habrá comido un 25% del negocio actual de petroleras y gasistas. Eso es tanto dinero y hay tan poca empresa especializada en hidrógeno que realmente la expectativa financiera es brutal”.

Luque considera que será la incorporación del hidrógeno en la movilidad y el transporte la gran revolución. “Los coches de hidrógeno son capaces de recorrer 600 kilómetros llevando solo 4 o 5 kilos de hidrógeno para ese uso. Dentro del coche lo que llevo es el depósito de hidrógeno y una pila de combustible, con eso genero energía eléctrica y lo muevo gracias a su motor eléctrico. En vez de tener la necesidad de contar con baterías para moverlo, lo que hago es tirar del depósito de hidrógeno y de la pila de combustible”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO