COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por años la publicidad le ha abierto las puertas y ayudado a crecer a millones de emprendedores y negociantes. De hecho, empresas como Facebook y Google se valen de la publicidad digital para tener un modelo de negocio exitoso. Tomando estas potencias financieras como ejemplo, nos damos cuenta que este recursos sigue siendo igual de eficiente que hace décadas. Por supuesto, el truco está en cómo saber usarlo.

¿Cuál es la mejor publicidad para ti?

El objetivo de la publicidad es aumentar las ventas de un negocio. ¿Quiere decir esto que cualquier método es bueno? No. Lo que siempre queremos es que se hable bien de nuestra marca pues comentarios negativos solo se convertirán en un obstáculo para tu creatividad, planificación, y por supuesto obtención de experiencia.

Ver más: WhatsApp, el nuevo aliado de los equipos de marketing

Todo tipo de publicidad tiene una serie de objetivos específicos que cumplir. No será lo mismo hacer branding que una publicidad sociopolítica. Cada empresa debe establecer lo que es mejor para sí y trabajar conforme al consumidor que quiere llegar. Entonces, para cada empresa se puede planificar una publicidad totalmente diferente.

Más que resultados numéricos, lo que se busca es influir en el comportamiento de los individuos, convirtiéndolos en clientes al llevarlos a hacer una acción en concreto. La publicidad o solo se basa en un comprador, también puede tratarse de un usuario, como en el caso de las redes sociales o de un votante.

Vale mencionar que no solo se refiere a publicidad a dar a conocer algún tipo de bien o servicio. Más bien, lo que se busca es promover a una persona, un comportamiento, incluso un acontecimiento o lugar. Todos estos ayudarán a que quien recibe el mensaje realice la acción que deseas recibir a cambio, por supuesto, siempre generando un tipo de ganancia.

La publicidad trae muchos beneficios

Cuando hacemos publicidad estamos enviando un mensaje o información que tendrá un valor de acuerdo al objetivo. Debemos informar a las personas para que estas se interesen por lo que promocionamos, de lo contrario, no estamos haciendo buena publicidad, aunque la imagen se vea muy bonita.

Ver más: Marketing digital: la apuesta segura para los emprendedores latinoamericanos

Como los medios publicitarios se han ido extendiendo o multiplicando, se han abierto muchas puertas a personas creativas. Se pueden hacer anuncios muy llamativos y artísticos sin importar si se promociona una marca, medio o producto. El objetivo es crear un impacto, y ser lo más original posible. Puede que esto sea muy difícil en un medio donde todo se cree que está creado, pero no es así: si podemos hacer buena publicidad en estos tiempos.

Otro punto positivo para la publicidad es que no solo sirve para fines comerciales. Gracias a la publicidad se puede prevenir un abuso o informar sobre una situación. Incluso, la publicidad se ha usado como medio de transmisión de valores y esperanza. No obstante, no podemos desvalorizar el gran peso que tiene en el sector financiero. Una empresa gana visibilidad mientras:

  • Se estimula la economía.
  • Generan más ingresos.
  • Participan en el desarrollo y restablecimiento del sector financiero al preservar puestos de trabajo e incentivar el consumo.

¿Es mala la publicidad?

No podemos decir que la publicidad sea mala, sino más bien los objetivos para los que se puede utilizar. En muchas ocasiones se usa esta herramienta con fines perjudiciales o engañosos. Por ejemplo, se puede incentivar a la compra de un producto que no ofrece resultados reales. O bien se puede abusar de la confianza que tiene el consumidor sobre una marca para llevarlos a acciones incorrectas.

Individuos frágiles como los jóvenes o ancianos son víctimas de publicidades engañosas. En muchas ocasiones se usa esta estrategia para desestabilizar o motivar a acciones agresivas. Por eso, hay que tener mucho cuidado con creer en lo que vemos o leemos.

Otra desventaja de la publicidad es la carga mental que puede generar en una persona. Esto sucede comúnmente cuando usamos excesivamente este recurso. Todos somos conscientes de la gran cantidad de vallas publicitarias, banners y jungles que nos rodean. Si exageramos en el uso de esto no solo causamos un impacto negativo en el público sino que también nos vemos perjudicados pues gastaremos en algo que no está siendo efectivo.

Aprender a usar la publicidad nos traerá muy buenos resultados. Aprovecharemos las ventajas y sabremos esquivar los inconvenientes de la mejor estrategia de marketing de todos los tiempos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO